Mala suerte para el Balonmano Sanse femenino. Y es que no ha conseguido pasar a la final del playoff de ascenso a División de Honor (máxima categoría de este deporte) por un gol de diferencia.

Balonmano Sanse

Este sábado perdía 29 – 26 ante el Handball Sant Quirze, cuando en el partido de ida, disputado en el pabellón Valvanera, había ganado por dos goles de diferencia. Un último tanto en los últimos segundo fue la clave de esta eliminación.

El entrenador del Balonmano Sanse, Álvaro Rodríguez, ha hablado para Diario de Sanse y ha asegurado que «siempre una derrota por un gol duele mucho. Las chicas acabaron rotas, pero la sensación de toda la temporada es muy buena. Empezamos con dudas, pero el equipo ha sido intratable este año. La trayectoria ha sido impecable»

Sobre cual fue la clave de la derrota no tiene un diagnóstico claro. «Empezamos el partido muy bien, pero contábamos con alguna baja. Sabíamos que los minutos finales se nos iban a hacer largos. Llegamos con opciones, pero hubo balones que no entraron».

La próxima temporada habrá continuidad porque las jugadoras lo han hecho fenomenal. Añadiremos alguna juvenil que esté destacando», concluye.

Ahora toca descansar para coger fuerzas de cara al curso que viene.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here