La Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes ha perdido contra el al Algeciras Club de Fútbol 1-3 en un partido que será recordado por la primera parte meritoria de los madrileños con la táctica del balón parado como solución y la segunda parte en la que dos errores iniciales le costaron la semifinal. Marcos Jiménez ponía un once con los más habituales. Cinco defensas con Fomeyem, Quaye y Barreda. Cuatro medios donde destacan Borja Sánchez y Arturo y en la delantera Marcelo.

El balón parado como solución del Sanse una vez más

El partido comenzaba de la peor manera posible para el Sanse. Con un gol en contra en el minuto 2. Centre raso desde la derecha y remate libre de marca de Llinares. La defensa había estado blandita en las marcas en la primera acción y traía penalización. Lo único bueno para los madrileños es que el tanto servía para meterles en el partido, ya que respondían con dos acciones de finalización. Primero con una tijera de Jime que se iba arriba y luego con un cabezazo flojo de Arturo. La cosa iba de colgar balones. Sin embargo, el Algeciras seguía llegando con facilidad a zonas de tres cuartos de campo con facilidad aprovechando la espalda de la defensa. Lo cual generó antes de los primeros diez minutos de juego un mano a mano de Raúl Hernández que fallaba al regatear a Arturo y quedarse sin ángulo. Por poco no hay tragedia.

El Sanse en el terreno de juego

El Algeciras encima tenía un componente defensivo clave. La presión al mediocampo del Sanse para evitar comodidades. Por tanto, los del norte de Madrid tuvieron que tirar de sus artes a balón parado. En el 19, Quaye remataba de cabeza como mero aviso. A la siguiente no fallarían. Córner al primer palo, balón peinado y remate de gol de Marcelo. La jugada típica del Sanse salía una vez más y en un duelo clave. Era el minuto 23 y el marcador de nuevo estaba empatado. 1-1. Todo ello en un duelo vivo donde podía caer la moneda en cualquier lado. Y cada uno con sus mejores armas. El Sanse con la estrategia y el Algeciras tocando la pelota con inteligencia.

A la media hora de juego, los de Matapiñonera ya estaban mejor asentados que su rival. Sobando la pelota como les gusta, dado que el empate, si hubiera prórroga y acabara así, les daría el pase a la final. A destacar un remate de Quaye a portería vacía que enviaba arriba. Típico error no forzado que sale en las repeticiones al ser cantado por todos como gol. El final del primer acto dejaba un Sanse de menos a más con un rival que llevaba peligro por las bandas con su toque rápido. Duelo bonito de ver con diferentes formas de como jugar a este deporte.

Dos errores costaron el duelo

Tras el paso por vestuarios, el Algeciras entró mejor en el campo. Volviendo a aparecer por las bandas haciendo mucho daño. Primero con un remate flojo y a la siguiente acción, de nuevo, por un pase por la banda. Al contrario que en la primera parte fue por la derecha, pero con el mismo resultado. Un jugador solo para empujarla. 1-2 en el minuto 53 obra de Álvaro Romero. El Sanse salió dormido en las marcas en la segunda parte y lo volvió a pagar. Estos fallos son impropios de un equipo de playoff. Y fue peor. Tres minuto después el colegiado pitaba penalti en contra de los de Marcos Jiménez por mano de Fomeyem y Raúl Hernández hacía el 1-3. Se acabó lo que se daba ante un rival que estaba aprovechando con aciertos los despistes del Sanse.

El Sanse, en el terreno de juego.

El 5-4-1 con todo en contra ya no valía. La respuesta fue el cambio ofensivo de quitar al central Fomeyem, nervioso durante el duelo y dar entrada al extremo Carlitos. Era un 4-5-1 que tampoco serviría para reaccionar. El Algeciras seguía corriendo y tapando espacios y el Sanse ya no colgaba pelotas con facilidad. La respuesta fue meter a Pichín por Paredes y un cambio de hombre por hombre Mario González por Manu Miquel. Tampoco dar entrada a Barril y Gavilán dio frutos. El pescado estaba vendido.

Solo un remate de cabeza de Carlitos arriba y otro en el último minuto rompía la nada. El Algeciras estaba consiguiendo que pasara el tiempo que no hubiera nada que contar y el Sanse se quedaba sin ideas. Finalmente fue así. El final del partido tuvo más interrupciones que juego. El Sanse murió de desesperación ante un contrincante que usó sus armas mejor. Se impuso el toque por las bandas de los andaluces.

Con este resultado el Sanse no pasa a la final del playoff de ascenso a Segunda. Eso sí, meritorio el año del este conjunto. Es la mejor temporada del equipo, pese a este triste final.

Sanse: Felipe Ramos; Fer Ruíz, Barreda (Barril,min.77), Fomeyem (Caritos, min.58), Quaye, Paredes (Pichín,min.68); Manu Miquel (Mario González, min.68), Borja Sánchez, Jime (Gavilán, min.77), Arturo; Marcelo.

Algeciras: Guillermo Vallejo; Almenara, Lafarge (Trapero, min.95), Jordi Figueras, Espejo (Álex Barrera, min.92); Llinares, Turrillo, Corbalán, Alcázar; Raúl Hernández; Álvaro Romero (Fran Serrano, min.80)

0-1, Llinares, min.2. 1-1, Marcelo, min.23. 1-2 Álvaro Romero, min.53. 1-3, Raúl Hernández, minuto 56, de penalti.

Cid Camacho (colegio castellano – leonés). Amonestó por los locales a Marcelo (min.40) y por los visitantes a Turrillo (min.38), Lafarge (min.38), Llinares (min.82) y Raúl Hernández.

PUNTUACIONES DIARIO DE SANSE

Felipe Ramos. 6. Salvó un mano a mano, pero no pudo parar el penalti. No estuvo mal, pero tampoco salvador

Fer Ruíz 4. El 1-2 llegó por su banda al pillarle la espalda su marca. Estuvo más presente en ataque en la segunda parte, aunque sin fortuna.

Barreda. 5. Otro jugador que sufrió ante las internadas de los hombres de arriba. Tapó lo que pudo.

Fomeyem 4. Mal partido. Nervioso y poco contundente. El 0-1 llegó por un rechace suyo al centro.

Quaye. 5. Estuvo voluntarioso en el ataque con remates de cabeza. En defensas fue el que mejor estuvo de sus compañeros.

Paredes. 5. Aportó en ataque, pero en defensa le ganaron las espalda con facilidad.

Manu Miquel. 5. Se vio muy presionado por los rivales, pero dio fluidez al juego por momentos.

Borja Sánchez. 6. Se le vio poco, pero apareció para dar aire al juego en la primera parte. En la segunda no estuvo fino.

Carlitos. 6. Salío en la segunda parte y tuvo un par de opciones de gol. Dio algo diferente a su equipo se notó.

Arturo. 5. Cumplidor. Tuvo alguna definición en el primer acto, pero en el segundo no estuvo.

 

Marcelo. 6. Fue el mejor de Sanse. Primero con el gol y segundo bajando balones largos con facilidad.

Jime. 6. Buen partido del extremo. Encaró y fue protagonista de regates y pases.

Mario González. 5. Salió en la segunda mitad con todo perdido y se le vio en la zona de tres cuartos, pero no fue clave.

Barril. S.C

Pichín. 5. Entró en la segunda mitad, pero le taparon bien su velocidad por bandas. Al menos le puso ganas.

Gavilán. S.C

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

17 − dos =