La pandemia ha sido un obstáculo para todos los centros educativos en su afán de impartir las clases con la mayor calidad posible. Todos los colegios e institutos se tuvieron que adaptar en marzo de 2020 repentinamente a una nueva realidad. Todo el mundo tuvo que confinarse en casa de manera indefinida. ¿Qué iba a pasar con la educación? Los centros educativos con más medios lo tuvieron más sencillo, clases online. Sin embargo, otros colegios e institutos tuvieron que hacer un esfuerzo mucho mayor. Es el caso de colegio más antiguo de San Sebastián de los Reyes, el Francisco Carrillo. El esfuerzo del centro ha sido superlativo, puesto que no contaba con tantos medios como para impartir las clases. Por ello, el ayuntamiento ha querido reconocer este mérito con la nominación a los Premios Locales a la innovación educativa por su proyecto ‘Educación en pandemia’. Hablamos con su director, Roberto García Calvo.

El director ha recibido a Diario de Sanse y ha dado detalles de cómo fue la situación de confinarse y adaptarse a la pandemia. «En el colegio no estábamos tan acostumbrados a utilizar tecnología», explica el director del colegio. Además de esto, la dificultad no fue dotar al colegio con los medios suficientes para llevar a cabo la nueva modalidad de clases, el principal problema fue proporcionar estos medios a las familias de los alumnos. «Algunas familias no tenían los dispositivos ni los medios suficientes para poder llevar a cabo las clases. El ayuntamiento nos ayudó bastante y llegamos a todas las familias», destaca Roberto García Calvo. El ayuntamiento, según cuenta el director del Francisco Carrillo, repartió tablets a las familias para que los niños pudiesen seguir las clases y entregar las tareas.

El obstáculo también era el conocimiento de como emplear los programas para realizar las clases. Los profesores tuvieron que adaptarse los primeros para posteriormente «grabar tutoriales para las familias». Los turoriales servían para ejemplificar cómo se debían entregar las tareas o acceder a las lecciones online.

Lo positivo de todo esto ha sido la genial adaptación que ha aprovechado el colegio para este curso. Su director reconoce que están trabajando más en la tecnología para adaptarse a esta nueva era.

Además de toda esta problemática tecnológica. El colegio más antigua de Sanse, iba a celebrar su 50 aniversario. Una celebración que iba a ser por todo lo alto con el alcalde y el vicealcalde presentes, tuvo que ser suspendida

Nuevo curso

Este nuevo curso la presencialidad ha vuelto a los cursos y el colegio se ha adaptado también a las medidas sanitarias. El director asegura que los niños han sido unos auténticos campeones. «Son a los que menos les ha costado adaptarse y les felicitamos por su responsabilidad».

 

El protocolo ha sido correcto y no se ha dado ningún contagio en el centro. Los positivos han venido de fuera. Aún así, el centro educativo tiene incluso una sala llamada ‘espacio covid’. Con esto se puede prevenir que no haya contagios en caso de que algún niño acuda con fiebre a clase.

El caso es que la adaptación del colegio, tanto el curso pasado con la tecnología como este con las medidas sanitarias, ha sido excepcional. Un esfuerzo que tiene su recompensa simbólica con la nominación al premio a la innovación educativa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

5 × 2 =