Santiago Abascal, lider nacional de VOX y Rocío Monasterio, candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, han estado este sábado en un mitin de campaña en la plaza de toros de Sanse, «La Tercera». El evento ha rozado el lleno en los tendidos de la plaza, dentro de las medidas sanitarias. Unas 2.500 personas se han dado cita para escuchar el discurso de estos dos políticos dentro de la plaza. Afuera, unas 500, en una pantalla gigante para no perderse nada. Unas cifras en plena pandemia de coronavirus, permitidas en este caso por la Delegación del Gobierno de Madrid.

Rocío Monasterio

En cuanto al contenido se puede calificar de «nada nuevo bajo el sol», ya que Abascal y Monasterio, cual estrellas de rock, «cantaron» su mejor repertorio. Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, menas, okupas, homosexuales, inmigrantes, medios de comunicación, «derechita cobarde» o «veletita naranja» han sido de las palabras más escuchadas en sus discursos para alentar a los allí presentes.

Respecto a las propuestas para la Comunidad de Madrid cabe destacar, una vez más, su petición de «No» al toque de queda y a las restricciones de movilidad y al adelgazamiento de los políticos presentes en la Asamblea de Madrid para acabar, según ellos, con los «privilegios». Eso sí, cero ideas de que hacer en la zona norte, oeste, este o sur de Madrid a nivel social, sanitario o cultural.

La primera en subirse al escenario montado en el albero de la plaza fue Rocío Monasterio. Pablo Iglesias y su marcha del debate de la SER fue el tema que salió primero. «Ayer vistéis como estamos rodeados de progres y de medios sometidos a la izquierda. La entrevistadora diciéndole que no se fuera e Iglesias mirándole con cara de cordero degollado. No está acostumbrado a que una mujer le diga cuatro cosas, pero se va a tener que acostumbrar», comentaba con sorna.

Rocío Monasterio: «Hay madres que tienen miedo a que sus hijas vayan caminando por la calle porque hay grupos de menas y se sienten acosadas»

También dedicó palabras a Pedro Sánchez y a la okupación apelando a que «arriesga el bienestar de las familias y la seguridad de las calles y el futuro de vuestros hijos. Hay dos caminos. Conformarse o sublevarse. No estoy dispuesta a quedarme en casa viendo como estos acaban con todo. Estamos hartos de esta izquierda que defiende a las mafias que okupan nuestras casas», afirmaba.

A su vez, tuvo una «dedicatoria» para los menas. «Hay madres que tienen miedo a que sus hijas vayan caminando por la calle porque hay grupos de menas y se sienten acosadas. Vox es el único partido que ha plantado cara a la izquierda. No se puede permitir dejarles avanzar», esgrimía para concluir.

Por su parte, Santiago Abascal, comentó en su intervención, de nuevo, que tiene desconfianza de las amenazas de muerte a Iglesias y otros políticos. «Nos enfrentamos a un peligro totalitario muy peligroso y hay que ridiculizarlo. Hay que decir al señor Iglesias y a los medios de comunicación que compran mentiras sobre lo que ocurrió este viernes en la SER que nosotros condenamos todo tipo de violencia. Hasta tal punto es así que nos hemos personado en los tribunales como acusación popular ante esas supuestas amenazas de las que tenemos toda desconfianza. Que decidan los jueces. Si son reales, exigiremos justicia, pero si son mentira exigiremos que se siga hasta las últimas consecuencias», aseveraba.

También envió un mensaje a los medios de comunicación. «¿Dónde estaban cuando el señor Echenique y Pablo Iglesias dijeron que nos inventábamos las agresiones? Solo porque no nos creemos lo que parece un montaje nos critican (en referencia a las cartas con balas enviadas a Pablo Iglesias, entre otras personalidades)».

Santiago Abascal: «El deber de los gobernantes españoles es atender primero a los españoles»

De nuevo salía Pablo Iglesias a relucir en su parlamento ante los suyos. Vino a decir, entre otras cosas, que «mientras él tenía que llevar escolta en el País Vasco, el líder de Podemos estaba en las herrikotabernas. Es el gran consentido de la política española». Además, hizo mofas sobre él. «Dice que la derecha ataca en lo personal porque le llaman rata chepuda. A mí me dicen cosas y no lloriqueo», ante las risas de los asistentes.

La reciente Ley de la Infancia , recientemente aprobada en el Congreso, también estuvo presente. «Nos llaman retrógados, pero esta ley quiere que los lobbys y las organizaciones ideológicas entren en los colegios a enseñar a nuestros hijos cosas que todavía no deben saber o que no es bueno que sepan nunca. A nuestros hijos no los tocan», apuntaba.

Santiago Abascal

Lo mismo ocurría con los homosexuales. «La izquierda no se cree que no odiemos a los homosexuales. Estos no necesitan una bandera de colorines para sentirse representados». Y con los inmigrantes, misma dinámica. «El deber de los gobernantes españoles es atender primero a los españoles. Ojalá pudiéramos ayudarles para que vivieran en su patria y en su cultura», pronunciaba ante el aplauso unánime.

Por último, Abascal criticó al PP, al que volvía a definir como «derechita cobarde» por pedir diálogo al presidente Sánchez, y a Ciudadanos, como «veletita naranja» por querer ahora volver a pactar con Ayuso.

En conclusión, acto masivo con los mismos argumentos de siempre del partido VOX. Valen para San Sebastián de los Reyes y para cualquier otro lugar de España. Lo triste es que en las elecciones a la Comunidad de Madrid hablaron poco de propuestas concretas. Eso sí, para sus fieles habrá sido un auténtico éxito.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

tres × 5 =