Matapiñonera acoge este domingo a las 12:00 el partidazo de la fase de ascenso. Los locales se enfrentan al CD Badajoz, un equipo que tiene otro olor diferente que el resto a los que el Sanse se haya podido enfrentar. El Badajoz huele a Segunda. Actualmente, es el mejor equipo de los 102 que compiten en Segunda B. Y lo es de manera holgada, habiendo perdido tan solo un partido en la temporada. Por ello, lo que se va a vivir en Sanse será un partido diferente. El Badajoz no se juega nada y el Sanse quiere asaltar el play off de manera definitiva.

El equipo de Marcos Jiménez quiere resarcirse del mal partido de Extremadura en el que, al menos, pudo sacar un punto muy valioso de cara al play off. El Sanse sabe que lo tiene cerca, sumar este domingo sería un zarpazo casi definitivo a esa lucha por los play off. Sin embargo, no lo tiene nada fácil. Las grandes gestas nunca lo fueron. El Badajoz será su rival y ha dominado con puño de hierro, primero su grupo en la temporada, y ahora la fase de ascenso. Dos de dos victorias y con juego muy superior al de sus rivales. Sin embargo, el Sanse luchará por llevarse el partido o sacar un punto que también sería muy positivo.

Diego Simón golpeando el balón frente al Castilla. Foto: Manuel Rodríguez (mrbsportfoto)

Presente hay un arma de doble filo, la presión. El Badajoz ya está clasificado matemáticamente para los play off de ascenso y tiene una gran cantidad de puntos en su haber. Aunque el Sanse ganara, la ventaja sería tan grande que tendrían muy difícil que ese primer puesto se les escapase. De ahí el arma de doble filo. El club extremeño no se juega ya mucho y eso el Sanse lo puede aprovechar para ganar. Sin embargo, el hecho de que el líder no se juegue nada también puede ser peligroso. Jugar sin presión saca muchas veces a la luz el máximo nivel de juego de un equipo. Por tanto, habrá que esperar al partido para ver qué tipo de juego se vive.

Guzmán Csaseca, capitán del CD Badajoz

Esta misma semana desde Diario de Sanse hablamos con Guzmán Casaseca, capitán del CD Badajoz. Con sus palabras se muestra que se tiene un gran respeto por el Sanse. Califica este partido como el más difícil de la temporada. A pesar de esto, quieren ganar. La presión, asegura, que les da igual porque su objetivo es alcanzar el máximo número de puntos y seguir ganando. El jugador también prevé que será un partido igualado, de pocas ocasiones y que se puede decidir a balón parado.

Los dos equipos son fuertes defensivamente y el análisis del capitán del Badajoz va en la línea de lo que puede ser, en un principio, el encuentro. El Sanse estará pendiente también de lo que Extremadura y Castilla hagan. Si estos dos equipos no suman, tendrá muy cerca el acceder a esa clasificación del play off gane, pierda o empate. Lo que queda claro es que los de Marcos Jiménez saldrán con una actitud e intensidad diferente a la del pasado domingo. Tras la autocrítica del propio entrenador sansero, el juego debería ser bastante mejor.

En definitiva, se espera un partido diferente, con otro olor. Bien podría ser un partido dle play off por el nivel de la temporada de ambos conjuntos. El Sanse, dispuesto a asaltar el play off a costa del líder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here