Este domingo comienza el espectáculo en Segunda B. Tras una atípica, pero intensa temporada, llega la fase final en la que todo se decide. El Sanse logró clasificarse a Segunda B Pro y ahora luchará por el ascenso a Segunda División. Para eso deberá enfrentarse a Talavera, Extremadura y Badajoz. Tres equipos que exigirán al máximo al Sanse para acceder al play off final. El primer encuentro será este domingo a las 12:00 frente al CF Talavera. Equipo que en la clasificación del grupo ocupa el último lugar, pero esa posición no debe engañar. De todos los equipos del grupo es probablemente el que mejor se adapte a cualquier contexto de partido y el que mejor compita en intensidad.

Hay que decir que este año la ilusión ha inundado la grada talaverana. Una inversión importante en el club y el buen trabajo de su entrenador Víctor Cea, ha propiciado que el Talavera esté donde está a día de hoy. El equipo, a pesar de ser en teoría el «más débil» por el puesto que ocupa, puede ser el más peligroso. La plantilla se ha adaptado a lo que su míster pide y son un bloque ya consolidado. Los equipos de Víctor Cea, si por algo se caracterizan, es porque siempre, pase lo que pase en el partido, compiten. Precisamente para Víctor Cea será un partido especial. El entrenador es de San Sebastián de los Reyes y entrenó al filial de la UD Sanse. Al margen de lo emocional del partido, se espera a un Talavera intenso, rocoso e intenso.

Víctor Cea, entrenador del CF Talavera

El conjunto castellano-manchego ha recibido 19 goles en contra, pero en la segunda vuelta ha encajado tan solo 6. Un equipo que ha ido de menos a más, como es lógico al tratarse de una plantilla más que renovada (tan solo permanecen dos jugadores de la pasada temporada). El último tramo de la temporada ha sido muy positivo y la inyección de moral tras clasificarse en la última jornada a esta fase de ascenso jugará un papel fundamental. Esta dinámica se debe al fortalecimiento de la zaga. El recibir pocos goles en contra en este final de temporada le ha dado al Talavera la opción de sumar más puntos.

Los peligros que puede tener el equipo de Víctor Cea, además de su garantizada intensidad, es que tiene variedad de goleadores. El equipo ha sumado un total de 23 goles a favor (un gol más que el Sanse) durante toda la temporada. La variedad de goles implica que tiene llegada de muchos jugadores, incluidos defensivos como es el caso de su lateral izquierdo, Juan Góngora, autor de 5 goles. Las llegadas de segunda línea son importantes y será algo de lo que el Sanse debe estar pendiente.

Por otro lado, hay algo que está muy claro, el Sanse este año suele estar compitiendo muy bien y es muy difícil ganar al equipo. Si a esto le sumas que el equipo de Víctor Cea es de los más intensos y competitivos, lo previsible sería un partido disputado, intenso en el que el dominio en el centro del campo será complicado para ambos conjuntos. El gen competitivo que ha implementado Cea a los suyos es uno de los mayores valores. Este gen, sumado al trabajo de adaptación a cualquier tipo de partido, convierten al Talavera en un equipo difícil de ganar. En cualquier caso, esta fase de ascenso será imprevisible y los dos equipos lo darán todo, pero sobre todo disfrutarán de la recompensa que supone estar en esta fase. El trabajo lo han realizado durante la temporada y todo lo que venga a partir de ahora será un premio al que ninguno quiere renunciar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here