La UD Sanse comienza su aventura de la segunda fase en la próxima semana. En esta fase de ascenso, luchará con los equipos clasificados del subgrupo B, el extremeño y castellano-manchego. Los tres equipos clasificados a los que se enfrentará (puede verse el calendario oficial aquí) son Talavera, Extremadura y Badajoz.

El objetivo del Sanse es acumular los máximos puntos posibles frente a ellos para clasificarse al definitivo ‘play off’ de ascenso. El Sanse se encuentra segundo en el grupo con 35 puntos. Lejos se encuentra el Badajoz que marcha primero con 41 puntos. Lejos también se encuentra el Talavera con 27 puntos, ocupando el último lugar del grupo. El Extremadura, en cuanto a rival, es el más directo del Sanse porque ocupa la cuarta plaza tras el Castilla con 31 puntos. Después de este repaso a la clasificación hay que hacer un repaso a los peligros con los que se encontrará la UD Sanse frente a estos tres equipos.

CD Badajoz

El primer equipo en ser analizado es el CD Badajoz. Sin duda alguna es el equipo más fuerte del grupo de ascenso. Por su trayectoria la temporada pasada, en esta el objetivo principal era el de ascender sí o sí. Desde el primer día ha demostrado que quiere este objetivo dominando con mano de hierro el subgrupo B de principio a fin. Únicamente ha perdido un partido y ha empatado cinco. El resto de encuentros han sido victorias, por lo general, cómodas e incluso apabullantes algunas de ellas. La temporada pasada ya era principal candidato al ascenso a Segunda División. De hecho, una derrota inesperada contra el filial del FC Barcelona, le privó de seguir soñando.

Esta temporada, sin contemplaciones y con el ascenso entre ceja y ceja, parece muy difícil que no ascienda y es el principal favorito, junto al Ibiza, para ser uno de los equipos que sí o sí estará en categoría de plata. Sin embargo, el fútbol es fútbol y los partidos hay que jugarlos. Suman 32 goles a favor, el equipo con más goles a favor del grupo de ascenso. En contra, tan solo ha recibido 9 goles, lo que le convierte también en el equipo menos goleado. Su juego se suele basar en el control del partido, pero sin especulaciones, de ahí la gran cantidad de goles que anota. Su entrenador, Fernando Estévez, llegó para suplir en octubre a Munitis. Ha convertido al equipo en una familia que, más allá del juego, trabajan muy bien en bloque.

Las ventajas que puede tener el Sanse frente a este equipo es el calendario y el colchón de puntos que tienen los de Badajoz. El Sanse se enfrentará a ellos en la tercera jornada y en la últimaa. Teóricamente, el CD Badajoz debería estar clasificado ya o muy cerca de estarlo cuando se enfrente al Sanse. Por ello se podría esperar a un rival más relajado que, en los últimos partidos ha tenido algo más de desconexión. De los últimos seis encuentros que ha disputado el conjunto blanquinegro, ha empatado cuatro. Por tanto, sería lógica una posible desconexión en el juego en caso de que ya estén clasificados a los ‘play off’ definitivos.

Mucho ojo tendrá que tener el Sanse en dos de sus jugadores: Dani Aquino y Álex Corredera. Estos dos jugadores ofensivos, pero no delanteros, son los máximos goleadores y asistentes del equipo esta temporada. El primero suma seis goles y el segundo siete. En asistencias están empatados y suman tres cada uno. Los dos jugadores participan en más del 30% de los goles y los de Marcos Jiménez tendrán que atarlos en corto.

Extremadura UD

El segundo equipo en analizar es la UD Extremadura. Otro de los gallos del grupo que quiere ascender tras la gran recta final que han hecho en el subgrupo B. A mitad de temporada nadie habría dado nada por este equipo y no por la parcela deportiva. En plena crisis institucional, su presidente, Manuel Franganillo, anunció que prefería que el club desapareciese, le estaba costando mucho dinero y no tenía sentido. La plantilla denunciaba impagos de meses en sus nóminas. El propio presidente tuvo que desmentir después que el club fuera a ser liquidado. Un caos, tras el cual, sus jugadores se echaron el equipo a la espalda y victoria a victoria remontaron en la clasificación y consiguieron colocarse entre los privilegiados que se jugarán el ascenso a Segunda División.

A pesar de la crisis institucional interna del club, hay que recordar que la pasada temporada el equipo estaba en Segunda División y descendió. Su nombre, de por sí, ya le ha hecho candidato al ascenso durante la temporada. Su nombre, precisamente, le hacía más candidato que su propio juego. Un equipo que ha sido irregular desde el principio de temporada, pero no hasta el final. La recta final de temporada que ha hecho ha sido la clave para estar donde está. Los chicos de Manuel Mosquera (volvió al cargo tras ser destituido semanas antes por José Antonio Ruiz), se han readaptado a la perfección a lo que pide este técnico. Además, parece que los problemas internos les han ayudado más que nunca y su moral ahora mismo está por las nubes. El último partido que perdieron fue el 31 de enero de 2021. Desde entonces han jugado ocho partidos habiendo ganado cinco y empatado tres. En cuanto a racha, pocos equipos tienen la del Extremadura.

El conjunto extremeño tiene un buen balance de goles. Lógicamente para nada comparable al del Badajoz. Acumula 24 goles a favor y 16 en contra. Una buena estadística que indica que no le cuesta mucho marcar goles. Tampoco, eso sí, le cuesta recibirlo y es la principal ventaja que tendrá que aprovechar el Sanse. Los despistes defensivos en la zaga extremeña han sido comunes en la temporada con algún error que ha podido costar caro. Sin embargo, en los últimos partidos parecen haberse subsanado. También tendrá que tener mucha atención el Sanse en dos jugadores: Rubén Mesa y Kike Márquez. Sobre todo el primero, fundamental en ataque, tanto por sus goles como en lo que se refiere al desahogo del juego. Un gran delantero al que le cuesta poco crear peligro.

CF Talavera

Normalmente en todos los grupos hay un equipo, a priori, más flojito que el resto al que se le llama ‘cenicienta’. Pues bien, en este caso la ‘cenicienta’ del grupo sería el CF Talavera. Un equipo que ha hecho una gran temporada, pero que se metió milagrosamente en esta segunda fase de ascenso en la última jornada. Un hecho inesperado hasta para el mismo club. En un principio, estos peleaban por no descender a Tercera División. Y no solo han conseguido la permanencia, también han logrado meterse en Segunda B Pro y luchar por unos ‘play off’ que, eso sí, se antojan complicados para los castellano-manchegos.

 

El club de Talavera de la Reina se encuentra último con 27 puntos en el grupo de ascenso, a 5 del Castilla que es quién marca la clasificación para los ‘play off’. A pesar de ser el, teóricamente, equipo más débil, puede ser muy peligroso. La plantilla conoce que sus opciones son pocas y que están aquí para disfrutar. Jugarán sin una presión que otros equipos si tendrán y eso es un arma de doble filo. Puede servir para jugar mejor que nunca o para dejarse llevar. En cualquier caso, la moral de este equipo está por encima de la de muchos otros. El Talavera será el primer rival del Sanse y el partido se disputará en Matapiñonera. Probablemente sea clave este partido para el devenir del conjunto local. En caso de arrancar con victoria, el Sanse afrontaría con una mayor tranquilidad los próximos partidos y le permitiría tener un colchón de puntos importante.

El club de San Sebastián de los Reyes quiere aprovecharse de la fragilidad defensiva del Talavera. Han recibido 19 goles y esto le convierte en el equipo que más goles recibe del grupo de ascenso. Sin embargo, cuidado porque arriba tienen dinamita y también tienen facilidad para marcar con 23 goles a favor (uno más que el Sanse). Sus goles están muy repartidos entre los jugadores, de hecho, el máximo artífice es lateral izquierdo y es Juan Góngora con 5 goles. El peligro lo generan por todas las zonas del campo. Su estilo alegre y ofensivo provoca que muchos jugadores de segunda línea sorprendan y es con lo que más cuidado tiene que tener el Sanse si quiere ganar. Dominar las segundas jugadas y controlar a los jugadores que llegan por sorpresa será la clave. Por otro lado, el juego ofensivo del Talavera provoca que también deje espacios atrás que bien podrían aprovechar los jugadores rápidos del Sanse.

Lo que queda claro es que esta fase de ascenso será muy complicada para todos los conjuntos participantes. Todo lo que se ha hecho durante la temporada queda atrás y lo que verdaderamente importa es ganar los máximos partidos posibles ahora. De este modo, los nervios y la concentración, jugarán un papel fundamental a la hora de disputarse los partidos. El Sanse quiere hacer bueno el trabajo de toda la temporada. La primera jornada arrancará el próximo 4 de abril y en el caso del Sanse será en Matapiñonera frente al Talavera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1 × 4 =