Con motivo del Día Internacional del Síndrome de Asperger, Diario de Sanse ha podido hablar con Ana Sanz, miembro de la Fundación ConecTEA. Hay que decir que el trastorno ya no existe como tal. En la actualidad y, desde 2013 se recoge bajo un solo término: TEA, el conjunto de trastornos del neurodesarrollo que antes se incluían en la categoría de trastornos generalizados del desarrollo, quedando así en desuso a nivel diagnóstico el término Síndrome de Asperger. Sin embargo, el término se sigue empleando a nivel social por lo que ha representado y representa para muchas personas a lo largo de su vida.

La Fundación ConecTEA, ubicada en San Sebastián de los Reyes, surgió con el objetivo de fomentar el apoyo social a las personas diagnosticadas con TEA. En el caso del Síndrome de Asperger, Ana Sanz cuenta como la fundación tiene un programa laboral para aquellos que necesiten un menor apoyo. «Hay que tener en cuenta que las personas con Asperger tienen dificultades para relacionarse socialmente entre otros aspectos, pero no sufren ninguna discapacidad intelectual». Además de esto, la fundación tiene «otros proyectos de empleo también dirigidos a la educación».

18 d efebrero, Día Internacional del Síndrome de Asperger

Precisamente, la educación es uno de los problemas comunes en las personas con Síndrome de Asperger. La dificultad de detección en las edades tempranas, hace pensar de manera errónea, a muchos profesores o personas del ámbito educativo. Muchos consideran «que se trata de personas vagas o que no ponen empeño cuando lo que en realidad sufren es TEA». Ana Sanz, también destaca la importancia y la necesidad de que la detección del problema sea lo antes posible ya que «son personas proclives a sufrir bullying por las dificultades que tienen para relacionarse». De hecho, según Ana Sanz, «el problema del Síndrome de Asperger es que no se reconoce hasta que e smuy grande».

«La detección es importante para empezar a realizar terapias y ejercicios lo antes posible con las personas», dice Ana Sanz. El síndrome no tiene que limitar a la persona para avanzar en la vida educativa o profesional de la persona. Por ese motivo, «los ejercicios y las terapias son fundamentales para ayudar a las personas con Asperger a avanzar en ello». En este caso, la Fundación ConecTEA de San Sebastián de los Reyes, cumple ese papel de ayuda y de puente para que personas con el Síndrome de Asperger tengan una mayor inclusión en la vida social y educativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here