La Escuela Infantil Projardín Sanse, situada en la Avenida de Tenerife,2, apuesta por el método Montessori para los alumnos. Una pedagogía poco conocida en nuestro país, en la que los alumnos (en este caso de 0 a 3 años) de manera individual deciden que actividad realizar, dentro de todas las opciones que tienen en el del aula. Por tanto, esta muy lejos de ser una clase al uso.

Foto: facebook Projardín

Esta idea nace de la médica italiana María Montessori en la primera mitad del siglo XX. Montessori comprobó la necesidad de los niños de estar en movimiento por lo que en sus clases pueden desplazarse libremente por el aula y elegir el espacio en el que quieren trabajar. Hay sillas de distintos tamaños y se pueden desplegar pequeñas alfombras para hacer la tarea en el suelo

Patricia, directora y Psicóloga de Projardín Sanse explica a Diario de Sanse que «en las escuelas tradicionales es el adulto es el que decide la actividad. En el método Montessori es el alumno el que decide». Además, para que este método sea efectivo pone el foco en la importancia del profesorado. «El adulto (previamente se ha tenido que formar específicamente para ello) es un intermediario entre el material y el niño/a. En donde el adulto conoce las características y necesidades del alumnado. Sin clases magistrales, con límites y libertad», señala.

Primera Escuela Infantil de Sanse que promueve esta pedagogía

Y es que el profesor, aquí denominado guía, ayuda al alumno a través de herramientas. Patricia incide en que «también de unas instalaciones y de un material concreto». Hay que decir que Projardín Sanse ya ha puesto en marcha una aula específica para aplicar este método con diferentes alumnos, siendo con ello la primera Escuela Infantil de Sanse que promueve esta pedagogía.

Foto: facebook Projardín

¿Y los niños se adaptan a esta novedad? Según la directora del centro, «sí, poco a poco disfrutan de todo esto. Lo bueno es que ellos son los protagonistas». También considera que este método se puede aplicar más allá de la escuela. «Es deseable que se pueda poner en práctica en casa para que el niño pueda involucrarse en diferentes tareas»,concluye.

En definitiva,el objetivo del método Montessori es fomentar la autonomía y el sentido de respeto al otro. Projardín Sanse ha dado el primer paso para ello con esta pedagogía.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − cinco =