Ante las elevadas cifras de contagio por COVID-19 durante el ultimo mes, la Comunidad de Madrid tome medidas más estrictas con el objetivo de prevenir que sigan disparando los contagio.

Una de ellas fue la prohibición a fumar en área pública y terraza, no obstante, al día siguiente fue rechazada la decisión por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Madrid ratificar la nueva orden de la Consejería de Sanidad.

Actualmente queda en la limitación de la actividad de fumar en la vía pública y en espacios al aire libre permitiéndose únicamente cuando se respete la distancia mínima de, al menos, 2 metros, resultando aplicable dicha exigencia también respecto a los cigarrillos electrónicos o cualquier dispositivo de inhalación de tabaco, pipas de agua, cachimbas y asimilados.

Por otro lado, Diario de Sanse se comunicó con diferentes restaurantes y terrazas de la zona y explican «es una normativa que afecta, tenemos cliente fumadores que se molestan y comentan que no es junto porque respetan la distancia mínima” explica Raul Sosa del Bar Maldito Parne, ubicado en la Calle Francisco Ayala. Además nos explica “nosotros como empresa nos veríamos en desventajas si en algún caso se vuelve a aprobar” ha explicado

La mayoría de los restaurantes y terrazas de nuestra localidad coinciden con el testimonio anterior, “la gran parte de clientes son fumadores, al principio fue un chasco porque reservan la terraza es para fumar” explica Raul Parada, empleado del Restaurante hipódromo London Pub.

Para concluir, la llegada del virus no termina de causar molestias y angustias. Sin embargo, estamos es una situación excepcional y Diario de Sanse recuerda la importancia de la responsabilidad individual.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciseis − 9 =