La UD Sanse de fútbol está actualmente en la última posición del grupo I de Segunda División B. Tiene 17 puntos y está a 9 de la salvación total y a ocho del playoff de descenso, que ya jugó hace tres temporadas. El último partido, jugado el pasado domingo, perdía 2-0 ante el Ibiza después de no haber casi tirado entre los tres palos en los 90 minutos. Algo que no ha gustado a diversos aficionados sanseros.

El Sanse, en su partido de Copa ante el Córdoba

«Jugamos muy defensivos con cinco defensas. El Sanse no se salvará si no juega al ataque. Ya no tenemos nada que perder». Este es el comentario general que comparten con Diario de Sanse diferentes personas que acuden al campo con asiduidad. A su vez, ponen el foco en los cambios en la plantilla. «No puede ser que año a año tengamos una plantilla casi nueva. Así es imposible ir para arriba». Hay que recordar que el Sanse cambio de dueños este pasado verano y no fue hasta agosto cuando se produjeron la mayoría de fichajes.

Sin embargo, preguntados por la soluciones no hay tanta unanimidad. Algunos prefieren cambiar el entrenador. «Josico ha demostrado que no ha dado con la tecla», comenta un socio con más de 30 años de antigüedad. Otros, por el contrario siguen con un voto de confianza al míster. «La culpa no es suya. El hombre hace lo que puede», opina una aficionada optista. E incluso, otros, dan una visión pesimista y piensan en el futuro. «Esta temporada ya estamos en tercera. Lo mejor es centrarnos en confeccionar los jugadores de la próxima temporada».

Lo que es una realidad es que solo se llevan disputadas 22 jornadas. Por tanto quedan 16 partidos en juego. O lo que es lo mismo: 48 puntos. La clave para agotar las opciones será que la UD Sanse una buena racha de partidos seguidos ganados. Si eso se produce ya, las matemáticas serán favorables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here