Diario de Sanse ha acudido a primera hora de la mañana a diversas zonas del Casco Antiguo de la localidad para comprobar si la gente deja las compras de alimentos del día 31 a última hora o es un tópico navideño. El resultado es bastante claro. Colas en los Supermercados, como el Ahorramás de la Avenida de Euskadi, para entrar a las 9:00 horas. «Hay que comprar el pescado hoy porque así está más fresco», plantea una señora. Otros, mientras tanto, madrugan para llevarse lo que consideran «lo mejor». «Si tardamos mucho en ir luego ya no queda nada», afirma un chico joven.

En cuanto a los precios, destaca en la opinión pública la subida de las gambas. «Las buenas están a 36 euros. Nos conformamos con unos langostinos a 13 euros el kilo». Los comerciantes, por su parte, un año más tienen demasiado trabajo. «Parece que solo se come en estas fechas». Luego llega enero y la carnicería y pescadería están vacías»

¿Qué ponemos los sanseros para comer en la mesa? La población más mayor apuesta por cordero o marisco, mientras que los más jóvenes acuden al «picoteo». «Al final siempre sobra comida para año nuevo. Compramos por comprar». Entre toda la gente, destaca una vecina que comenta que «se ha dejado 200 euros en alimentos esta mañana».

Las grandes superficies contrastan con el pequeño comercio. Esta mañana la zona de la Plaza de la Fuente era un solar, pese a tener charcutería y pescadería. «Lo del tendero de confianza ya se ha perdido», afirma un vendedor de la zona.

En definitiva, la población todavía se toma la Nochevieja como «una cena especial en buena compañía». Luego ya llegará enero para bajar los excesos de las comprar de hoy. Eso ya es otra historia. Lo importante es tomarse esta noche con moderación y diversión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here