David Barrera es uno de los artistas del tatuaje más premiados internacionalmente de todo San Sebastián de los Reyes. Sin embargo, sus trabajos más conocidos por el gran público del municipio son sus creaciones en paredes como el Centro Ocupacional, con el retrato de Marcelino Camacho, o la Rosalía de la entrada de Matapiñonera, el campo de la UD Sanse. Nos recibe en su local de tatuajes de la Avenida Colmenar Viejo.

Pregunta. ¿Cómo te dio por ser tatuador?

Respuesta. Me dedico a ser tatuador por casualidad. Por unos alumnos míos a los que que daba clases de aerografía y dos o tres chicos eran tatuadores. Ellos me dijeron que me metiera a esto y aquí estoy. Además, toda mi vida he dibujado. Ya puedes hacerlo en papel o en piel, que si dibujas bien lo vas a hacer bien.

«Sanse está confiando mucho en mí»

P. Tienes medio Sanse con creaciones tuyas dibujadas.

R. Sanse está confiando mucho en mí. Hay cosas que me encarga el ayuntamiento, como el dibujo del Polideportivo Dehesa Boyal, que me llevó cuatro días enteros. Para mí ha sido un impulso muy grande porque todo el mundo lo ve. Luego hay cosas privadas como la Rosalía de la entrada al campo de la UD Sanse de fútbol.

Creación de David en el estadio Matapiñonera

P. En cuanto a las creaciones que te encarga el ayuntamiento, ¿Te da libertad absoluta en tu trabajo o te marca una pauta?

R. Sí, barra libre. En el tema del Poli, me dijeron que hiciera lo que quisiera, pero dentro de un orden. También hice para el Centro de Formación una foto de Marcelino Camacho. Ahí sí me dieron una foto, pero me dieron libertad.

P. Entiendo que tus trabajos para el ayuntamiento no son gratis, ¿no?

R. No, ellos pusieron la pintura. En el caso del Marcelino Camacho se lo hice gratis y luego me dejaron el poli para hacer lo que yo quisiera, siempre y cuando no fuera una cosa obscena. Me pagaron el comprar los botes y alguna caja me ha sobrado que utilicé para el Kobe Bryant del Centro Joven.

«Si yo no hubiera manchado la pared no sería quien soy»

P. Hay alguna gente, sobre todo mayor, que dice «esto es arte y no los grafitis». ¿Qué opinas de ello?

R. Yo no me puedo poner en contra de los grafiteros porque yo vengo del «manchar la pared». Empecé a los 7 años y entonces si yo no hubiera «manchado las paredes» no sería lo que soy hoy. No puedo renegar de ello. Si que entiendo, ahora desde fuera, que si te manchan la pared de tu portal entiendo la postura. Sin embargo, dentro del argot de los grafiteros ese «taqueo» es una forma de publicidad gratis para la gente que no tiene medios de poder pagar por pintar una pared.

Creación de David en Los Ángeles

P. ¿Estás a favor de las multas a los grafiteros?

R. Sí, porque aunque sea malo para el grafitero es el riesgo de «si me pillan». Eso es grafiti. Si no multaran no habría la adrenalina de lo ilegal. No sería lo mismo porque ya estarías haciendo algo que no tendría mérito.

P. En Sanse hay sectores que llevan muy mal el ver grafitis por la calle, ¿puede ser por desconocimiento?

R. A ver… entiendo que es ensuciar paredes. Tu tienes una pared limpia y para una firma mía yo no debería molestar en tu espacio. Si es tu pared y la quieres, por ejemplo, negra, yo no te la tengo porque manchar con una firma. Tendría que haber respeto, pero claro si no ¿dónde lo haces? Yo no mancharía una casa tuya, pero una papelera del ayuntamiento pues sí, aunque esté mal que lo diga.

«Ahora mismo estaré entre los 20 mejores del mundo»

P. Dentro de Sanse eres una eminencia en el tatuaje. Hay que pedir incluso lista de espera contigo.

R. La verdad es que estoy teniendo suerte. Ahora mismo estaré entre los 20 mejores del mundo. Trabajo en Los Ángeles, Nueva York, Colombia… es un orgullo. Eso sí, este es mi sitio por mucho que me vaya fuera. Tengo fama por mi experiencia internacional.

P. Eres de toda la vida de Sanse. ¿Se apuesta realmente por el arte en este municipio?

R. Narciso Romero ha confiado en mí. Ahora me ha pedido que le mande un presupuesto para pintar las casetas del parque de la Navidad. Es un buen apoyo. Si luego quiero pintar una pared hablo con ellos.

P. Sin embargo, hay pocos espacios para hacer arte por Sanse de manera legal

R. Sí, es buscar paredes y hablar con una persona. Si no es privada hablas con el ayuntamiento y si lo es hablas con la persona propietaria. Conozco chicos que tienen paredes cedidas para ellos.

P. También hay opiniones que comentan que «Sanse está muy sucio por los grafitis»

R. Sí ,está muy lleno de firmas. Si el Ayuntamiento incentivara más todo eso habría otro tipo de grafitis que serían arte. Habrá gente que le guste y gente que no. Hay que respetar el arte.

P. En todo Sanse, ¿en qué sitio te gustaría hacer una obra que todavía no has hecho?

R. En la plaza del ayuntamiento me gustaría. Estaría bonito. Se lo dije al ayuntamiento a modo de cachondeo. Dentro de Sanse sí me gustaría pintar la fachada del ayuntamiento. Luego fuera en Rusia, Alemania, Miami…

P. ¿Tiene futuro el arte en Sanse?

R. Sí, si promoviera un poco más el ayuntamiento el arte invirtiendo en artistas de aquí, sí. Haciendo galerías dentro de la feria de Art Madrid, por ejemplo. Así los artistas podríamos exponer ahí porque es difícil entrar. En Alcobendas sí que hay una y apuestan por gente de Sanse. Allí hacen más cosas con el centro de Arte. Vería de lujo que en Sanse hicieran un sitio solo reservado para exposiciones.

P. En definitiva, en Sanse se invierte en arte relativamente, ¿no?

R. También es porque no se han ofrecido. Yo me he prestado a pintar paredes y al ver lo hacía en mis comienzos ya apuestan por mí. Tienes que moverte mucho para poder trabajar. La gente quiere que le vengan las cosas. Yo estoy continuamente moviéndome. Los que pintan de manera ilegal no se ganan la vida. A su vez, podría haber más ayuda. A mí me ofrecieron hacer un concurso de grafitis para los chavales de la zona. Está en proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here