José Joaquín Moreno Verdú, Josico, recibe a Diario de Sanse en Matapiñonera, después del entrenamiento matutino, para analizar la marcha de la temporada de su equipo. Con catorce jornadas disputadas el conjunto franjirrojo va último con siete puntos. A ocho de la salvación. Sin embargo, el técnico da argumentos para la esperanza.

Pregunta. ¿Cómo está el equipo tras la derrota por 3-0 contra el Langreo del pasado domingo?

Respuesta. La situación es preocupante. Al equipo ya lo cogí en una dinámica negativa y creo que en el encuentro de hace dos semanas contra el Peña Deportiva no merecimos perder porque se hizo un buen trabajo. Uno llega nuevo y trata de implantar su idea de juego. Lo que pasa es que no puedes cambiarlo todo. Echas de menos tener más tiempo físico. Poco a poco vamos cogiendo la idea de juego, pero está claro que este equipo tiene problemas sobretodo defensivos graves que estamos tratando de solucionar. Encima tenemos una columna vertebral de jugadores que no pueden estar, por desgracia, como Zazo, Gullón o Gavilán… Eso a cualquier equipo de segunda b le merma. Eso sí, estoy contento porque los chavales me han acogido bien. Ahora falta que los domingos cuando competimos lo hagamos de verdad porque es imposible mantener la categoría con ese número de goles encajados.    

P. ¿Qué hay que cambiar, más allá de los tópicos de trabajar más y mejor?

R. Hay que poner dedicación, conceptos… Me falta tiempo. Hacemos dobles sesiones para llegar al domingo en las mejores condiciones. Antes tenían un entrenador con unos conceptos de juego y ahora tienen otro. Tengo que ir introduciendo ideas nuevas poco a poco, ya que para ellos es catastrófico acumular muchas ideas en la cabeza.

P. También es preocupante la falta de gol ¿no?

R. Estamos creando ocasiones. El último partido lo perdimos por despistes en la marca. Desde que yo llegué aquí, casi todos los partidos nos han chutado cuatro veces y nos han hecho tres goles. Este porcentaje es altísimo. Tenemos que poner remedio a eso y que nos acompañe la fortuna. Esto pasa por dar la mejor versión de nosotros mismos. Un solo punto no nos soluciona nada. Tenemos que ir a por la victoria y vamos a poner toda la carne en el asador. 

P. De momento tu trayectoria con el equipo es de tres partidos y tres derrotas, desde que sustituiste a Manolo Cano. ¿Cuál es tu modelo de juego que quieres que se vea en el campo?

R. A mí me gusta el 4-4-2, pero siempre en función de los jugadores que tengamos y las bajas. Tenemos cuatro, cinco bajas. Queremos tener el balón, pero al final el contrario también lo cogerá y hay que preparar al equipo para contrarrestar eso. A partir de ahí, me gusta explotar las bandas y las cualidades de los jugadores con los que cuento. Lamentablemente el domingo vamos a tener que llamar a jugadores del juvenil por las lesiones.

P. Es decir, ¿el 4-4-2 se va a ver a lo largo de las semanas?

R. Lo vamos a ir viendo en función de los jugadores que tenga. No estoy cerrado a ello. Sí, trabajamos sobre esa base.

P. ¿Qué te llamó la atención del proyecto de este club para venir, teniendo en cuenta que va último?

R. Para mí es un reto. Hay un buen proyecto. Cuando me reuní con el club me sentí importante y que confiaban en mí. Algo que yo pretendía. Tengo a gente alrededor, como Javi Casquero, muy profesional. Vamos últimos, pero somos un equipo de mayor empaque. Estoy convencido de que lo vamos a sacar adelante.

P. Gran parte de la afición reclama fichajes para el mercado de invierno ¿Tú también? ¿Cuáles son?

R. Eso es cosa de Javi Casquero. Todo el mundo sabe que nos falta un central y un rematador, pero eso hay que pagarlo. Tenemos muchas fichas, más de las que yo quiero. Para mí 18, 19 jugadores son suficientes. Esto está así y ahora hay que tirar con lo hay. Y luego el club tomará decisiones que serán las mejores para el equipo.

P. Entonces si por ti fuera, ¿se darían bajas para luego dar altas?

R. No, me gusta la plantilla. Es la que tengo y tiramos con ello. Habrá gente que juegue más, otra que juegue menos y otros que querrán ir a nuevos equipos porque quieren jugar. Cuando un futbolista no tiene minutos trata de buscar la mejor solución. Yo, como entrenador, tengo que poner el mejor once de la jornada para sacar los tres puntos.

P. Y por si la situación deportiva no era positiva, esta semana se conocía la detención de vuestro jugador Íñigo López por el denominado caso Oikos. ¿Cómo te enteraste de la noticia?

R. Leyendo la prensa digital. Al final nos toca porque es un compañero. Hay una investigación, se lo llevan detenido y hay que esperar. Mientras no se demuestre lo contrario es inocente. Tenemos que apoyarlo y decirle que cuenta con nuestro respaldo. Esto pasó hace tiempo y a ver qué es lo que dictamina el juez.

P. En caso de que no se puede contar con él, ¿ya sería obligado fichar un central?

R: Si eso se produce, en ello estaremos, pero no vamos a adelantar acontecimientos. Esperamos que todo salga bien y tener a Íñigo pronto con nosotros.  

P. En cuanto a la afición, ¿Qué se le dice para que siga creyendo, a pesar de esta temporada de derrotas?

Josico, en su etapa de jugador

R. Me quedo con el último partido en casa, el 1-2 contra el Peña Deportiva. A pesar de cómo se produjo la derrota (en el descuento) se notó a un equipo con ambición y actitud. Yo vi a una afición con ganas y apoyando. Son conscientes que ahora mismo solo si estamos unidos seremos capaces de salir de aquí. Percibo que el club, los jugadores y la afición estamos a muerte y todo pasa por el domingo. Sumar de tres en tres y que sintamos el apoyo de los nuestros. Tenemos que cortar la racha de seis partidos seguidos perdidos. Todavía no se ha ganado en Matapiñonera con el césped nuevo. El domingo es una buena oportunidad.

P. Parte de la afición opina que la plantilla está mal compensada. ¿Opinas lo mismo?

R. Está claro que si vas el último es porque las cosas no las has hecho bien. Se hizo un cambio de propiedad del club a última hora y se trató de hacer una plantilla. Si a eso le unes que los pesos pesados como Zazo o Gullón no están disponibles cualquier equipo lo notaría.

P. Al equipo le meten goles en los primeros minutos y la moral se viene abajo. ¿Se puede trabajar esto desde un punto de vista psicológico?

R. Sí, lo analizamos y trabajamos día a día. Luego llega el domingo y sigue sucediendo. El último día fueron dos centros, el anterior dos errores defensivos… Tenemos que encontrar un funcionamiento colectivo para que el equipo se sienta seguro y se reponga a las circunstancias. Para eso estoy yo. Para hacerles ver que se puede.

P. Recordemos que tú has sido futbolista profesional y has jugado en el Villarreal y en Las Palmas ¿Te acuerdas de algún entrenador al que en su momento no le hicieras caso? 

R. Yo era buen alumno y me dejaba aconsejar. Siempre tuve buenos entrenadores. Me siento orgulloso de haber tenido una carrera profesional como jugador y ahora trato de implantar todo lo que he podido mamar.

P. ¿Es más fácil ser jugador que entrenador?

R. Tienes distintas responsabilidades. Es un reto que me gusta. Creo que de momento lo voy consiguiendo, pero si no llegan los puntos uno no se siente realizado. Por la actitud y el recibimiento del club estoy encantado.

P. Por último, imagina que estamos ahora mismo en la jornada 38. ¿En qué posición está el Sanse en la tabla?

R. Yo creo que me van a sobrar puntos para la salvación. Estoy convencido del trabajo que vamos a hacer. Se va a ir viendo y ya se está viendo. Lo que pasa que hay que traducirlo a puntos. Esto es muy largo y quedan muchos rivales. Tenemos que hacer un fortín en casa. Fuera ya sabemos que hay campos diferentes, dependiendo si son del norte o de las islas. El nuestro pasa por el domingo. Hay que romper el gafe.

Josico termina la entrevista con la vista puesta en el próximo partido. El domingo a las 12:00 horas. El Sanse jugará en casa contra el Las Palmas Atlético. El objetivo será, en definitiva, ganar como sea, pero ganar.   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here