La opera se casa con el jazz en una propuesta con siete cantantes líricos y un trio instrumental. La idea de combinar jazz y ópera era una buena idea que trabajaban Paco Mir (componente del grupo Tricicle) y Jaume Vilaseca, responsables de la adaptación y dirección musical.

Fue a principios de 2016 cuando empezaron a buscar una ópera que facilitase este experimento, y la elegida fue ‘Las Bodas de Fígaro’, que tiene la partitura perfecta, un libreto divertido y algunas de las arias más bellas para desarrollar la idea. El público de esta obra asiste a un ensayo de la ópera, en el que un director organiza a los músicos con vis cómica, hasta que éstos están listos para la puesta en escena.

Musicalmente se trata de escuchar la música de siempre, cantada a un altísimo nivel, pero arropada por unos acompañamientos que nos ofrecen una nueva perspectiva de algo muy conocido. El elenco se reduce de 11 a 7 cantantes, y la música corre a cargo de un trio clásico de jazz.

Sábado 23 de noviembre a las 20h en el Teatro Adolfo Marsillach

Mercedes Yerla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here