Histórico y exitoso, así ha sido el primer encierro blanco de la historia de San Sebastián de los Reyes, organizado en honor a San Sebastián Mártir. Con una asistencia que superó las expectativas y garantizando altos estándares de seguridad, este novedoso evento marcó una jornada llena de emoción y tradición.

Más de dos mil corredores llenaron las calles de la localidad, respondiendo de manera entusiasta a esta nueva propuesta que se suma a la tradición de los encierros de verano. La afluencia de participantes estuvo a la altura de los eventos taurinos de agosto, creando un ambiente festivo único.

Los cuatro toros de la ganadería Hermanos Jiménez protagonizaron un encierro rápido y limpio, corriendo a gran velocidad y permaneciendo juntos, siguiendo de cerca a los cabestros. La calle Real fue testigo de emocionantes carreras protagonizadas por corredores experimentados, aunque también hubo momentos de tensión que resultaron en algunas caídas.

A pesar de la velocidad de los astados, la nobleza de los mismos contribuyó a evitar cornadas, y la jornada concluyó sin incidentes graves. Se registraron cinco heridos leves por contusiones, pero la ausencia de cornadas destacó la seguridad y el buen comportamiento de los toros.

 

Mañana se llevará a cabo el segundo y último encierro, que marcará el cierre de las festividades en honor a San Sebastián Mártir. Se espera una participación igual de nutrida que la del día de hoy, consolidando así el éxito de esta innovadora propuesta que ha cautivado a los aficionados locales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

15 + 10 =