El Grupo Municipal de Más Madrid Sanse ha tomado la decisión de retirar la moción presentada para el pleno de esta mañana, en la que se proponía que el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes se hiciera cargo de manera subsidiaria de las becas de comedor debido a lo que describen como un «despropósito» de gestión por parte de la Comunidad de Madrid.

La portavoz de Más Madrid, Ángela Millán, expresó hace unos días su preocupación y descontento con la forma en que la Comunidad de Madrid ha manejado las becas de comedor este año, calificando la situación de «despropósito». Desde el partido denuncian la externalización de la gestión de las becas por parte del gobierno de la Comunidad de Madrid, señalando que subcontrataron a una empresa de trabajo temporal sin experiencia en educación, lo que costó 227,000 euros. En palabras de la portavoz de Más Madrid Sanse, «esto es solo un ejemplo de la mala gestión que caracteriza al gobierno de la Comunidad».

El grupo político también denunció una serie de problemas y trabas burocráticas a lo largo del proceso de solicitud de becas de comedor, que incluyeron solicitudes de documentos repetidos, becas denegadas a pesar de cumplir con todos los requisitos y situaciones en las que a las familias monoparentales se les pedía documentación adicional que no era aplicable.

Los colegios, según Millán, recibieron instrucciones contradictorias sobre cómo gestionar los cobros a las familias que solicitaron las becas, lo que condujo a la falta de un criterio uniforme en los colegios bajo la administración de la CAM (Comunidad de Madrid).

Este cúmulo de despropósitos provocó que las becas no se resolvieran hasta un mes y medio después del inicio del curso escolar. A pesar de las garantías de que todo estaría resuelto para fin de mes, la Consejería anunció ayer 18 de octubre que va a otorgar la beca a todas las personas solicitantes.

 

Para Más Madrid Sanse, «esto es el resultado de la enorme incompetencia del gobierno de Ayuso y su consejero Viciana». Desde el grupo político abogan por un modelo de comedor universal que garantice que nadie quede excluido, ya que piensan que «Es lo más eficiente porque es de las políticas públicas con un mayor retorno social. Es lo más saludable porque garantiza una comida equilibrada para todos los niños y niñas. Es lo mejor para el desarrollo infantil porque facilita la socialización. Es lo mejor para el derecho a la educación, porque permite integrar el comedor en el proyecto educativo de los centros, enseñando a los niños y niñas a llevar una alimentación saludable».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 × 2 =