Licencia para soñar y para creer. Jorge Martín está realizando su mejor temporada en Moto GP y así lo ha demostrado este fin de semana con otra victoria más. El piloto de Sanse ha ganado 106 puntos de los últimos 111 posibles. Regularidad, talento y magia que aprietan el mundial. Tras esta victoria en Japón, se coloca a tres puntos del liderato del mundial que comanda Bagnaia.

El día en Japón comenzó con una ligera tensión en el ambiente, ya que las gotas de lluvia comenzaron a caer mientras los pilotos se alineaban en la parrilla. A pesar de la amenaza de la lluvia, la carrera fue declarada en seco, lo que significaba que los pilotos no podían cambiar de moto hasta que se mostrara la bandera blanca.

En la salida, Jorge Martín, se mantuvo firme en la primera posición, seguido de cerca por Miller, Bagnaia, Aleix, Binder y Márquez. Sin embargo, la carrera tuvo un giro inesperado cuando Zarco tuvo un incidente con Viñales, lo que llevó a la caída de Maverick.

Jorge Martín liderando la carrera en Japón bajo la lluvia

En medio del primer giro, los comisarios permitieron a los pilotos ir a los garajes para cambiar sus motos debido a las condiciones climáticas inciertas. La mayoría de los pilotos aprovecharon esta oportunidad, pero hubo algunos valientes que se mantuvieron en pista, incluido Jorge Martín.

Cuando regresaron a la pista con sus segundas motos, Martín lideraba el grupo, seguido de Aleix y Márquez. Bagnaia se encontraba en la cuarta posición, con Bezzecchi justo delante de él.

Martinator se embarcó en una emocionante batalla con su amigo Aleix Espargaró, intercambiando posiciones en varias ocasiones. Mientras tanto, Bezzecchi superó a Bagnaia. Fabio Quartararo finalmente optó por cambiar de moto, reconociendo que su estrategia anterior no funcionaría.

Remontada de campeón

Sin embargo, la carrera daría un giro impresionante cuando Martín cometió un error y tuvo que pasar por la zona de la ‘Long Lap’, lo que lo relegó al décimo lugar. El piloto de San Sebastián de los Reyes tenía que tirar de épica si quería ganar y, sobre todo, seguir peleando por el mundial más emocionante de los últimos años en este deporte.

Martín comenzó su remontada al adelantar a Di Giannantonio, mientras Marc Márquez luchaba con Aleix Espargaró, quien se resistía con firmeza. Martinator luego superó a Oliveira y Miller, mientras Morbidelli luchaba por mantenerse en pista con neumáticos slicks en condiciones de lluvia.

A medida que avanzaba la carrera, la lluvia se intensificaba, y Aleix Espargaró comenzó a tener dificultades, lo que permitió a Bagnaia adelantarlo. Jorge Martín aumentó su ventaja sobre sus rivales y se acercó a la cabeza de la carrera.

Martín arriesgó y superó a Bagnaia antes de adelantar a Aleix en la recta trasera, demostrando su destreza en condiciones de lluvia. Viñales y Crutchlow fueron sancionados con la ‘Long Lap’ por problemas en el cambio de moto.

Aleix Espargaró comenzó a sufrir ante el ritmo de Bagnaia, quien finalmente lo superó, mientras Jorge Martín se distanciaba en la primera posición. Marc Márquez también avanzaba, aprovechando una pequeña oportunidad para adelantar a Oliveira y tomar la cuarta posición.

 

Suspensión de la carrera por la intensa lluvia

La lluvia se volvió aún más intensa, Jorge Martín mantenía su ventaja en cabeza de carrera, impresionando a todos con su dominio en condiciones complicadas. Pero la carrera se detuvo abruptamente cuando se alcanzó la mitad de la distancia programada. Marc Márquez experimentó un susto en la pista, lo que llevó a la bandera roja y la suspensión de la carrera. Bagnaia también entró en boxes en ese momento. El clima y la incertidumbre llevaron a una situación inusual.

La nueva carrera debía ser una carrera al sprint de 12 vueltas en condiciones de lluvia. Sin embargo, durante la vuelta de formación, se descubrieron charcos en la pista, lo que provocó una nueva bandera roja y la cancelación de la carrera. Los jueces decidieron otorgar todos los puntos, ya que se había superado el 50 por ciento de la distancia programada.

En última instancia, Jorge Martín se alzó con la victoria en esta carrera llena de giros inesperados, acercándose a solo tres puntos del liderato del campeonato. Creer, vibrar, y pilotar, tres verbos que el piloto de Sanse está llevando a rajatabla para emocionar y poner de pie a todos los aficionados del motociclismo. Licencia para soñar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

6 + once =