«Nuestras calles se han convertido en un completo urinario público en el que, durante toda la noche y de forma constante, acude gente en mal estado que está de fiesta en la Plaza de la Constitución y Calle Real. No tienen reparo en orinar y vomitar en nuestros portales, molestando a los vecinos, muchos de los cuales son personas mayores y tienen problemas de salud. A menudo, realizan llamadas a los telefonillos a altas horas de la madrugada e incluso increpan y atacan a los vecinos que se quejan.

A la persistente ausencia de limpieza durante todo el año, se le suma que en estos días de fiestas, el olor a orina se vuelve insoportable y los restos de basura se acumulan. Sorprendentemente, no ha pasado ningún personal de limpieza en algunos puntos desde que las festividades comenzaron.

En la noche actual, se han tenido que realizar varios avisos a la Policía. Sin embargo, las autoridades nos han informado expresamente de que, a pesar de tratarse de zonas del centro, el nuevo equipo de gobierno no ha activado ningún protocolo de seguridad especial para las festividades en estos puntos. En su lugar, se han concentrado todos los recursos en la Plaza del Ayuntamiento. Esta situación nos deja, a los vecinos, completamente desamparados ante esta insoportable realidad.

 

Lamentablemente, tememos que la situación empeore durante este fin de semana y que ocurra algún suceso dramático antes de que las autoridades tomen medidas adecuadas.»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

18 − 3 =