Llegó el día. Los novillos de Antonio López Gibaja salieron a las calles de Sanse para ser los protagonistas de los primeros encierros de este 2023 en la localidad. Las ganas de los aficionados no defraudaron y más de 1.200 corredores se reunieron en el recorrido.

Encierro seguro con una manada compacta

En cuanto al propio encierro, ha sido muy seguro y limpio. No hay que lamentar ningún herido reseñable. Únicamente se ha reportado una contusión por un varetazo en un brazo, que no supone gravedad alguna. De los 1.200 corredores, tal y como ha informado Protección Civil, solo ha habido una única persona que ha requerido atención médica.

La manada fue en todo momento compacta, corriendo a un ritmo que no fue muy elevado. Los mozos no pudieron realizar grandes carreras debido a lo juntos que iban los novillos. En el último tramo de Estafeta sí que se abrieron algo más y se pudo ver más interacción entre los corredores y los animales, los cuales no fueron nada agresivos y no tiraron ningún tipo de derrote. La duración del encierro ha sido de un minuto y 47 segundos.

Esta tarde, a las 19:00 serán lidiados por  Ismael Martín, Tristán Barroso y el novillero local Diego García, quién se estrenará en estas Fiestas y se despedirá como novillero. El próximo domingo tendrá su alternativa en una corrida de toros junto a Roca Rey y Manzanares.

 

Mañana, martes 29 de agosto, habrá encierro por partida doble. El tradicional de la mañana y el nocturno. La cobertura de Diario de Sanse continuará como cada día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1 × 1 =