La Plataforma vecinal contra la urbanización del Cerro del Baile es un grupo de vecinos y vecinas del municipio profundamente preocupado por  la pérdida de espacios naturales de alto valor ambiental y la adaptación de nuestra ciudad a las nuevas tendencias y exigencias en materia de conservación y protección de los entornos naturales que rodean las urbes y que desde hace años se promueven desde las instituciones europeas como herramienta fundamental para frenar el cambio climático.

Foto: Ayuntamiento de Sanse

Entendemos que desde el consistorio se debe trazar una hoja de ruta que adapte nuestro municipio a las condiciones climáticas previstas por organismos nacionales e internacionales que dibujan un futuro en el que la temperatura media se incrementará sustancialmente y los eventos meteorológicos extremos serán mucho más recurrentes e intensos. Diseñar ciudades resilientes es el futuro. Para ello, entre otras muchas acciones hay que reducir el peso que se le da al vehículo privado, se debe favorecer la cercanía a los servicios básicos, se ha de renaturalizar la ciudad compacta y, sobre todo, se deben preservar los espacios naturales existentes, un paisaje cotidiano básico y una riqueza colectiva que no debemos menospreciar. 

Esto que planteamos no son medidas absurdas, no es una moda. Es una necesidad. Desde la Unión Europea se está trabajando en esta dirección y en muchas ciudades ya se están dando pasos en esa dirección: París, Munich, Barcelona… o, a otra escala, Vitoria, Zaragoza, Pontevedra y cientos de ejemplos más optan por peatonalizar, por la producción de proximidad, por renaturalizar las ciudades. Están generando una infraestructura verde que reduzca la isla de calor y funcione como refugio climático.

En Sanse, en cambio, la gestión municipal de la ciudad ha optado por convertir los espacios verdes en una suerte de parques temáticos mastodónticos repletos de toboganes enormes de chapa. Ha diseñado campos de minigolf de césped artificial en las rotondas. Han entendido que la gran inversión para mejorar el municipio es asfaltarlo. Y, lo más sangrante, han elegido atentar contra nuestra Dehesa haciendo buenos unos Planes Parciales aprobados hace años, con un diseño propio del desarrollismo del siglo pasado. Miles de viviendas se comerán el Cerro del Baile y pondrán la M50 a los pies del Parque Regional. 

Al perder el Cerro del Baile se destruirá un espacio que tenía función productiva de proximidad, un entorno que sirve de recreo, un arco verde recién inaugurado con fondos europeos,  un ámbito con una biodiversidad necesaria para mantener a las especies que protegemos celosamente en el Parque Regional y el Soto de Viñuelas. 

Dar paso a las máquinas que urbanicen el Cerro del Baile NO es dar vivienda al municipio -tal y como se vende políticamente-, es extirparle un entorno natural básico. Permitir el desarrollo del Cerro del Baile, es poner la alfombra roja a la urbanización de todo el suelo urbanizable del municipio.

Además, al usar el suelo dotacional del proyecto únicamente para viviendas, tendremos un barrio en el que no se podrá contemplar la construcción de centros de salud, ni educativos, ni deportivos, que ya a día de hoy son necesarios en el municipio, por falta de espacio. ¿A qué colegios e institutos acudirán nuestros hijos e hijas?¿A qué centros de salud acudirá la ciudadanía del municipio?, ¿Al de Rosa Luxemburgo ya saturado a día de hoy , o al prometido de Dehesa Vieja que no existe?

Por otro lado, ¿han pensado ustedes cómo van a gestionar la entrada y salida del municipio de cómo mínimo 3.600 vehículos diarios más cada día? ¿Quizás desempolvando del cajón el proyecto de cierre de la M50 que atravesaría nuestro municipio y  que acabaría directamente con nuestro más preciado entorno natural, la dehesa Boyal, y con la calidad de vida de los habitantes de Sanse? 

En San Sebastián de los Reyes hay terreno para construir la vivienda que demanda el municipio, sin acabar con el Cerro del Baile y por tanto con la Dehesa Boyal, y ustedes lo saben tan bien como nosotros. Terrenos como los ubicados en Avda Navarrondán, Avenida de Orense (Los Arroyos), Paseo de Europa , La Marina, el propio Casco Urbano, Avda Ramón y Cajal (Moscatelares), están disponibles para albergar las viviendas que necesitamos, lo cual nos hace pensar que detrás del gran macroproyecto urbanístico hay intereses privados.

 

Por cerrar nuestra intervención, nos gustaría aclarar que sí queremos vivienda asequible en nuestro municipio. Sí queremos vivienda social. Pero queremos que el crecimiento se adapte a las necesidades. Hagan un estudio real sobre el total de la población. Una encuesta, no es un estudio sobre la demanda de vivienda en nuestro municipio. Analicen la disponibilidad de suelo público y hagan un urbanismo responsable y adaptado a los tiempos. 

Nos negamos a asumir que la única forma de que Sanse tenga vivienda sea perdiendo el patrimonio natural del municipio. Queremos un Sanse Verde, no queremos el Sanse Gris que han diseñado en los últimos años.

8 COMENTARIOS

  1. Es curioso como oigo a mucha gente quejarse del proyecto y resulta que muchos de ellos viven actualmente en una zona en la que hasta hace muy poco era todo campo. Entonces no importaba y ahora sí.
    Yo entiendo que no se toquen espacios como La Dehesa, pero los cuatro sembrados cono olor a vaca que hay cerca, sinceramente, no sé qué aportan.
    Además, nos guste o no, hay una necesidad muy grande de vivienda que hay que cubrir de alguna manera.
    No todo el mundo se puede permitir una casa de las actuales a precio de La Moraleja.

  2. Y dale con la agenda 2030. La habéis copiado letra por letra en la noticia. Dejad de mentir, el cambio climático ha existido y existirá con o sin humanos. Y aunque fuera por la mano del hombre. En qué influye que Europa no emita CO2 cuando 1.7 miles Millones de chinos, 1.7 miles millones de indios, EEUU, Japón, toda África y toda Asia no cumplen ningún tipo de protocolo. Solo está trayendo miseria a Europa y sobre todo a España. Cuatro árboles de mierda en sanse no pararan el cambio climático. Y los informes son mentira, los hacen a muy largo tiempo para que la gente no se acuerde de lo que decían. En los últimos 100 años solo ha subido menos de un grado las temperaturas. El agujero de la capa de ozono se está cerrando. Quieren que España sea la pila de Europa y mientras quitando campos de cultivo. Y comprando la verdura y fruta a Marruecos. Basta ya de mentiras.

  3. Para los que preguntan, en la plataforma Dehesa Viva se ha unido todo el mundo que está en contra del proyecto. Tienen un correo donde dan todas las noticias y evolución del movimiento.

  4. Es muy fácil quejarse desde tu casa con tus hijos, la gente joven necesita pisos para vivir a precios razonables.

  5. Es muy fácil caer en la demagogia barata de justificar proyectos absurdos y dañinos con la excusa de la falta de vivienda. Seamos realistas, la ubicación que se ha elegido para este proyecto no es casual, se ha elegido por su alto valor ambienta que, por supuesto, se repercutirá en el precio de las viviendas, como las que ya se están vendiendo en las zonas próximas ( Tempranales).
    Al final se construirán unas cuantas viviendas sociales para cubrir el expediente y el resto serán viviendas de precio libre a las que la mayoría de los habitantes del municipio no podrá acceder. Eso sí, en el camino, todos perderemos una zona natural, que ya será irrecuperable para nosotros y las generaciones futuras y unos pocos se harán millonarios.

  6. ¿Quién tiene la razón? Unos y otros expresan su opinión desde distintos puntos de vista, debido a sus necesidades. Todos tienen razón y ninguno la tiene.

    Cuando una persona tiene casa es más fácil valorar otros problemas. Cuando no la tiene, su problema es la vivienda y el día a día.

    Los políticos juegan con todas esas premisas. Ahora la necesidad de vivienda es incuestionable pero a cambio de qué. El problema es que han metido con calzas un proyecto especulativo que está promocionado por particulares para beneficiar a particulares. No se trata de que no quiten la vaquería o los campos de cultivo. Se trata de que van a realizar un proyecto especulativo del que se van a aprovechar unos pocos justificando vivienda social, cuando echando números y viendo el proyecto no sale tanta vivienda social.

    ¿Queremos que pase la M 50 por mitad del polideportivo?¿Queremos tener hacinamiento en nuestro municipio o queremos un municipio sostenible? ¿Queremos tener recursos municipales cercanos o por el contrario nuestros hijos e hijas tendrán que desplazarse para estudiar o para ir al médico?

    Si hay alternativas, ¿no será mejor aprovecharlas antes de hacer un mega proyecto muy costoso y qué lo único que va traer es problemas de difícil solución?

  7. Construir en el cerro del baile no va a ser la solución a la vivienda social, más bien va a servir para q algunos se llenen los bolsillos, a cambio de q hagan 2 promociones de vivienda social y todas las demás vayan al precio de la zona, es decir, inaccesible para quien necesita vivienda social.

    Esto traerá una mayor presión para la zona, además de perder un gran espacio natural q dejará de desestresar un espacio ya bastante poblado, con sus problemas de tráfico, de dotaciones sanitarias etc, y con ello bajará la calidad de vida de todos en general, tanto de quienes viven allí, como de los q van por allí a pasear, hacer deporte etc.

    Posteriormente, para arreglar esta situación de saturacion, nos harán otros accesos a la carretera a cambio de volver a perder nuevas zonas naturales, y quién sabe si no se volverá a incidir en la M-50.

    Lo q a día de hoy es muy preciado, y creo q valorado por todos, se convertiría en un paisaje de ladrillo con viviendas muy bonitas a las q únicamente podrían optar personas con un poder adquisitivo bastante alto.
    Lo mires como lo mires, saldremos perdiendo todos, todos salvo unos pocos muy interesados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

siete + catorce =