El pleno del Ayuntamiento ha apoyado la modificación de crédito de 18.736.935,17 euros con el objetivo de realizar inversiones y poder pagar dinero pendiente. Parte de la oposición criticó al Gobierno por no haber hecho un presupuesto municipal para este año e incluirlo allí. Además, se puso objeciones a votarlo todo en conjunto.

Foto: elpais

Se incluían varias partidas. Entre ellas destacan unos 100.000 euros para las becas comedor y de material escolar de este curso que todavía algunas familias están esperando recibir. También hay unos 500.000 euros para colegios.

Otras partidas que se incluyen son Parques y Jardines, reforma de instalaciones deportivas, mobiliario (2,5 millones), atenciones benéficas (490.000 euros), mantenimiento de la red viaria (2,3 millones) mantenimiento edificios, energía (3,8 millones), estudios de trabajos técnicos de parques y jardines (180.000 euros) y dinero para la Comunidad de Madrid por la tasa de residuos (1,6 millones de euros).

Entre los concejales que vieron con mejores ojos la iniciativa estaba Mónica Llorente. «No siempre he estado de acuerdo con los gastos de este equipo de Gobierno. En este caso es responsable porque hay que hacer frente a estos temas. Lo voy a apoyar», manifestaba. A ello se sumaba Javier Heras (Más Madrid – IU – EQUO): «No nos vamos a oponer a las necesidades de los vecinos. Nos vamos a abstener».

En la misma linea iba el otro concejal no adscrito, Ismael García Ruiz. «Llamé al concejal de Economía y me explicó lo que contenía este expediente. Además, los técnicos dicen que está bien. Contarán con mi apoyo», respondía.

Sin embargo, el resto de políticos fueron más críticos. Uno de ellos fue Juan Angulo (Podemos): «Parece que para el Gobierno era importante sacar adelante la segunda mayor modificación de crédito de esta legislatura. Hubiese sido más elegante presentar varias modificaciones de crédito. Esto es la consecuencia de la falta de unos presupuestos para este año. El dinero para las becas comedor y material escolar es necesario. No vamos a anteponer nuestros intereses partidista».

También Alejandro Caro (VOX) ponía objeciones: «Traen una modificación de crédito a pocos días de las elecciones. Han decidido ustedes solos lo que incluir y ahora quieren que lo apoyemos. No podemos votar a favor, pero tampoco podemos obstruir el funcionamiento del Ayuntamiento».

Juan Torres (Izquierda Independiente) introducía el término «chantaje». «Muchas de estas cosas tendrían que estar en el presupuesto de 2023. Este Gobierno nunca ha traído los presupuesto a tiempo. Estos deberían haber estado antes del 15 de octubre de 2022. Pedí en la comisión que se trajeran modificaciones distintas. Nos hacen el chantaje incluyendo las ayudas escolares. Sin embargo, no podemos votar en contra. Tenemos que tragar con las obras que quieren incluir», aseveraba.

 

A su vez, Marcos Zurita (PP) afirmaba: «Nos traen a menos de diez días una modificación de crédito para gastar más. Es el 22% del presupuestos prorrogado. No han traído el presupuesto de 2023. Hay partidas que son urgentes como el pago de ayudas escolares, pero, a su vez, traen gastos en obras. Buscan el chantaje. Han demostrado su incapacidad para gobernar», informaba.

Por último, Juan Olivares, concejal de Economía, daba la réplica a los más críticos. «Hay partidos que siguen haciendo oposición casposa. Buscan excusas para no apoyar nada. No ayudan a los vecinos ni a los proveedores. Hay un presupuesto prorrogado con el que hay que cubrir diferentes partidas. Lo fácil hubiese sido no hacer nada», concluía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cinco × uno =