Cuando iba a escribir mis vivencias y encuentros personales que mantuve con el genial escultor Martín Chirino López (Las Palmas 1-03-1925 – Madrid 11-03-2019), vecino que fue de San Sebastián de los Reyes durante casi cuatro décadas, me llegó la triste noticia de su fallecimiento, por lo que he decidido en posponerlo hasta hoy y tan sólo voy a ceñirme a su figura como artista a nivel internacional.

Entrevista. Horizontal

Llegó a nuestra localidad en el año 1962, acababa de casarse con Margarita Argenta, hija del célebre director de orquesta Ataulfo Argenta, y se instalaron en una casa-taller que diseñó a medida su amigo el catedrático de arquitectura Antonio Fernández Alba, que fue Premio Nacional de Arquitectura. En aquella casa situada al final de la calle de las Hontanillas, allí nacería su única hija, Marta (1963), que luego orientaría su vocación hacia la pintura y la ilustración. A esta casa la bautizaron como “El Yunque”.

Cuando se instaló en Sanse, Chirino apenas contaba 40 años y ya había hecho parte de su carrera artística, tras haber estudiado Bellas Artes en Madrid y haber situado obras suyas en prestigiosos museos. Acababa de disolverse el Grupo El Paso, grupo de artistas vanguardistas fundado en 1958 por él y sus amigos Manolo Miralles, Antonio Saura, Rafael Canogar y Luis Feito, entre otros, hecho que les otorgó gran prestigio a todos ellos.

Aunque el artista y su familia llevaban una vida muy discreta en Sanse, ya que apenas hacían vida social con los vecinos, a su casa acudían frecuentemente artistas amigos. En 1965 su taller acoge un Concierto/Party ZAJ (“una aventura musical, plástica, teatral, poética, gráfica y postal insólita en el aire español, pero con conexiones internacionales con grupos, entre el neodadaísmo y el happening, como Fluxus o Gutai”) con obras de Marchetti, Tomás Marco, Wolf Vostell y Manuel y José Cortés en el marco del Festival ZAJ 1 de Madrid.

La visita de Nelson Rockefeller al “El Yunque”

Otra visita ilustre y poco conocida a su casa de Sanse fue la que le hizo a finales del año 1964 el entonces gobernador de Nueva York, el magnate estadounidense Nelson Rockefeller y su esposa, grandes admiradores de su obra. Gracias a este encuentro nuestro escultor se instaló y pasó largas temporadas en la ciudad de los rascacielos. La prestigiosa Galería Marlborough le representó por todo el mundo.

En los años ochenta acepta la presidencia del Círculo de Bellas Artes que pasaba por un mal momento. Su labor en dicha institución no pasó desapercibida a Felipe González que le ofreció la cartera de Cultura, y que Chirino rechazó.

En 1989 se inaugura en Las Palmas el Centro Atlántico de Arte Moderno, y es nombrado director del mismo hasta el año 2002 en que dimite. En 2015 se inaugura en el Castillo de la Luz de Las Palmas, la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino.

A mediados de los años noventa Martín Chirino decide irse de San Sebastián de los Reyes y establecerse en otro taller levantado en un paraje sito entre las poblaciones de Morata de Tajuña y Chinchón, ya que al regreso de pasar una larga temporada en Nueva York se da cuenta que varias nuevas construcciones “rodean” su taller, y se siente agobiado para trabajar con esa tranquilidad necesaria que había tenido durante años. En una de las varias conversación que mantuve con él, me refería que su jardín era ya como un “patio de vecindad”.

Honores que le rindió Sanse

Tras su marcha, la Corporación Municipal decide nombrarle Hijo Adoptivo en 2007. Chirino acudió a recoger la distinción y a inaugurar la Sala de Exposiciones “Martín Chirino” en el Edificio Municipal Pablo Iglesias. Con anterioridad ya se había dedicado una calle con su nombre en las inmediaciones de su casa-taller.

En Sanse tenemos que lamentar que después de tantos años en nuestro pueblo no tuviese el “detalle” de dejar alguna de sus obras como patrimonio artístico, y os puedo asegurar que incluso durante la celebración del Quinto Centenario de la fundación de nuestra localidad se lo pedimos tanto desde la alcaldía como yo, desde mi puesto de archivero municipal y gerente del Patronato del Quinto Centenario. Y, sin embargo, residiendo muchos menos años en Morata de Tajuña si que presumen de tener en la localidad una de sus obras, ironías de la vida, y os puedo asegurar que no se lo pedimos de gratis, pero todo fueron escusas y más escusas de falta de tiempo y viajes que tenía que realizar.

Fallecido el 11 de marzo de 2019, a la edad de 94 años, da cierta tristeza que San Sebastián de los Reyes no exhiba algunas de sus esculturas como tienen a gala no sólo Las Palmas, su ciudad natal, que le dispensó todo tipo de homenajes, sino otras muchas ciudades. Digo que una pena porque algunos, entre los que me encuentro, sinceramente que lo intentamos, al igual que el salvar su casa-taller para destinarla a  museo de arte abstracto para nuestra ciudad.

 

En todo caso, Martín Chirino quedará para siempre ligado a la historia de nuestra localidad como hijo adoptivo e ilustre escultor que desarrolló gran parte de su obra en el taller de las Hontanillas, ya desaparecido, pero que el Archivo Municipal conserva y custodia el proyecto realizado por Antonio Fernández Alba.

Santiago Izquierdo G. Bárcena

Cronista Oficial y Archivero emérito de San Sebastián de los Reyes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

nueve − 6 =