La situación en el Hospital Infanta Sofía parece que no evoluciona favorablemente. Y es que el sindicato médico AMYTS ha emitido un comunicado en el que asegura que los profesionales de este centro médico valoran retomar la huelga indefinida.

Foto: Hospital Infanta Sofía

«A día de hoy no existe ninguna medida en ejecución, los pacientes esperan hasta tres días antes de subir a planta y siguen a cargo de una plantilla de urgencia incapaz de poder atender a la enorme demanda asistencial. Se habilitan zonas de espera para colocar camas sin poder guardar las mínimas normas de seguridad e intimidad. Y mientras tanto no sabemos nada de la Consejería, o nuestra Gerencia», expresa.

Hay que recordar que el 18 de octubre de 2022 los adjuntos de la unidad de Urgencias del Hospital Público Infanta Sofía, tras llevar años alertando de los riesgos que conllevaba el deterioro progresivo de su servicio sin ser escuchados, decidieron convocar una huelga indefinida. Esta decisión sin precedentes se toma como último recurso y con la única finalidad de poner en conocimiento de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid un problema que la Dirección-Gerencia del centro se negaba a asumir, según los profesionales.

Finalmente desde la Comunidad de Madrid les aseguraron que iba a establecer una serie de medidas de ejecución inmediata con el objetivo de que los pacientes que estén ingresados y en espera de cama sean asumidos por los facultativos de las diferentes especialidades que les corresponda en planta, así como la implicación de las distintas especialidades médico-quirúrgicas en la valoración de los procesos específicos de su área competencial en primera llamada desde el triaje de la puerta de urgencias y una redistribución de las guardias de los residentes, para que aquellos con más años de experiencia, aumenten porcentualmente sus horas de actividad en la unidad.

Sin embargo, ahora la realidad es otra. «Desde entonces, y van más de dos meses, la Gerencia de nuestro hospital no solo no ha puesto en marcha ni una sola de las medidas acordadas en el documento de salida de huelga, sino que se ha negado a recibir a ningún representante del comité que participó en las negociaciones, ninguneando a una plantilla exhausta y que lleva lidiando meses en precario con una sobrecarga asistencial desproporcionada, provocando que la situación asistencial y de seguridad de los pacientes haya empeorado aún más», expresan.

A su vez, argumentan: «El pasado 22 de diciembre, en la reunión de seguimiento de los acuerdos de salida de huelga con la Consejería representada por la jefa de Recursos Humanos, Doña Raquel Sampedroy el gerente de Hospitales, Don Jesús Canora, nuevamente se nos trasmite su total desconocimiento de la situación de la unidad. Habiendo sido informados, según dicen, de una serie de medidas que ya se habían implantado y que todo el resto lo serían antes de fin de año. Mostrando su absoluto asombro al ser informados que nada de eso era cierto».

 

Por ello se preguntan: «¿Existe alguien al timón de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid? ¿Son las reuniones con la Consejería meras pantomimas en las que se establecen compromisos que no tienen ninguna intención de cumplir o es que no existe la mínima jerarquía organizativa para que las decisiones coordinadas desde Sagasta se ejecuten?»

La consecuencia es que podría haber otro parón sin fecha de finalización si no existe una repuesta inmediata de la administración, con el fin de garantizar la salud y seguridad de pacientes y profesionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

once − uno =