Diario de Sanse ha querido conocer en que estado se encuentra la Zona de Bajas Emisiones de la localidad. Todos los municipios con más de 50.000 habitantes deben implantar este sistema desde el 1 de enero de 2023.

Foto: Diario de Sanse

Alrededor de 150 municipios españoles, en los que en total viven unas 25 millones de personas y alrededor del 53% de la población nacional (según cálculos de distintas organizaciones), son los que deberán implementar ZBE, lo cual implica medidas como restringir el acceso a determinados vehículos a esas zonas, fomentar el transporte colectivo y los puntos de recarga de vehículos eléctricos, entre otras cuestiones.

Las estimaciones de diferentes organizaciones del sector del automóvil apuntan que la implantación de estas medidas afectará a casi cuatro millones de vehículos sin etiqueta medioambiental de los en torno a 11,5 millones de coches que circulan en las ciudades españolas en obligación de tener una ZBE en 2023.

La Zona de Bajas Emisiones de San Sebastián de los Reyes se encuentra incluida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, aprobado como plan estratégico de ciudad por el Pleno el 21 de abril de 2022. Se da cumplimiento así a lo estipulado en el artículo 14.3 de la Ley 7/2021, de cambio climático y transición energética.

En San Sebastián de los Reyes solo se prevé una ZBE, pero bastante amplia, que abarca el casco urbano histórico y un primer anillo de influencia, caracterizado sobre todo por ser la zona de barriadas del casco urbano consolidado. En principio, no se prevé su peatonalización, sino establecer progresivamente medidas de calmado y desvío de tráfico así como disuasorias, sobre todo para los vehículos más contaminantes.

Según apunta el Gobierno municipal, actualmente no hay implementada físicamente una ZBE. «Nos encontramos en la fase 2 de la guía técnica de implementación de ZBE recomendada por la Dirección General de Tráfico. No puede preverse con exactitud, pero entendemos que a lo largo de 2023 se habrá completado la parte normativa y estará en curso o finalizada la fase de contratación de algunos de los distintos aspectos de su implementación», señala.

 

Las zonas de bajas emisiones son áreas en las que se busca mejorar la calidad del aire mediante, entre otras cosas, la restricción de acceso a determinados vehículos. Para minimizar el problema de la contaminación ambiental, además de implantar las zonas de bajas emisiones, se debe fomentar la disminución del uso del vehículo privado, conseguir mejoras de calidad de los espacios urbanos y accesos peatonales, una infraestructura ciclista y mejoras sustanciales en el transporte público.

Es decir, en el caso de Sanse, al contrario que en Alcobendas, no hay una fecha exacta para su implementación. A lo largo de 2023 se conocerán más detalles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cuatro + veinte =