El 2023 comienza con una mala noticia para los abonados de los polideportivos Dehesa Boyal y Viña Fitness. Y es que el Ayuntamiento ha decidido aprobar una subida de un 15% los precios de los cursos que se ofertan. Así se aprobó en Junta de Gobierno del pasado 30 de diciembre en el punto «Dar cuenta de los acuerdos adoptados por la Comisión Técnica de Seguimiento y Gestión de los Servicios Deportivos, en sesión ordinaria celebrada el 19 de diciembre de 2022, y propuesta de aprobación del acuerdo de modificación de tarifas para 2023».

Foto: Canal Norte TV

El Ayuntamiento justifica la medida en una carta enviada a los usuarios: «el aumento sostenido y generalizado de los precios de coste a lo largo de más de nueve años (especialmente en este año 2022) en los que no hemos realizado ninguna subida de nuestras tarifas, así como el firme propósito de aumentar la eficiencia en el uso de las instalaciones que en algunos casos se encuentran saturadas, evitando que determinadas actividades tengan un nivel de absentismo elevado debido al coste de las mismas, lo que provoca un incremento en las listas de espera a la par de una caída de usos que bloquea la incorporación de nuevos usuarios, también hacen necesario realizar un pequeño ajuste que haga viable la continuidad de determinados cursos y servicios», expresa

A su vez, manifiesta: «Con la actualización que vamos a realizar, las tarifas siguen siendo más bajas que los precios actuales de mercado y de municipios similares, lo que refleja el gran desfase existente en estos diez años sin realizar ningún tipo de ajuste y con la misma calidad en el servicio prestado», concluye.

Esto se suma a la bajada de temperatura de las piscinas climatizadas, dentro del plan de medidas de ahorro y sostenibilidad energética, adoptadas en aplicación al Real Decreto 14/2022 de 1 agosto, de medidas de sostenibilidad económicas, de ahorro, eficiencia energética y reducción de la dependencia energética del gas natural.

Con la implementación de este plan de medidas de ahorro y sostenibilidad en las instalaciones deportivas del municipio se espera ahorrar más de 300.000 euros al año y, lo que es más importante, permitirá que, en gran medida, el servicio deportivo se siga desarrollando con normalidad y con un nivel de confort óptimo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cinco × 2 =