La Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes ha perdido 1-5 contra el Real Madrid Castilla en un partido que será recordado por la sangría de la segunda parte, en la que el Sanse fue sobrepasado. Antes del descanso, fue un duelo igualado. Luis Ayllón ponía un once con las novedades de Fomeyem y Javi Gómez como titulares. El resto eran los mismos que venían jugando.  

Foto: Diario de Sanse

Mismas intenciones: Juego bonito y robar

El partido comenzaba de la peor manera posible para el Sanse. Mal pase de Pedro López a la defensa, por querer salir jugando, y lo aprovechaba Iker Bravo para robar y anotar un gol de pillo. En el minuto 2, el equipo de Matapiñonera ya iba perdiendo. En cuanto a quien iba a dominar, el duelo iba a estar parejo. Los dos tenían la idea de jugar el esférico y robar si no se tiene. Ahí el Sanse se manejó mejor, con la adversidad mediante del tanto en contra. Primero iba a avisar Arturo con un tiro flojo, pero a la siguiente el equipo no fallaría. El método del empate llegaría de forma similar al 0-1.  Fallo en la entrega del Castilla y gol de Javi Gómez. El duelo empezaba de nuevo en el minuto 12.   

Con el empate, las armas seguirían siendo las mismas. Jugar bien y robar al contrario. Con todo lo que conlleva de posibles pérdidas. El Castilla no se amilanó y siguió a lo suyo. Y es que la calidad de sus futbolistas se iba a notar con una acción individual. Arribas lanzaba un zurdazo a la escuadra, que se iba por poco para responder al empate. Tampoco el Sanse se iba a achicar. Llegaría con peligro con frecuencia, pero sin definición clara, en un choque que estaba ya destacando más en el ataque que en la defensa. 

Cerca de la media hora de juego, Arribas mostraría otra vez su calidad. Una jugada individual del mediapunta iba a finalizar con un disparo que rozó la escuadra. Ahí estaba el peligro del Castilla ya que este jugador estaba siendo clave para mover al equipo y hacer sus acciones de gol. Los locales, por su parte, respondían con más llegadas. Por ejemplo, con un balón de Pedro Benito que se iba a córner. Ninguno se estaba acobardando. Ambos equipos estaban dando un espectáculo a la grada con las intenciones de ganar. El descanso dejaba buenas sensaciones en la afición por lo visto.

Mal inicio es igual a derrota

Tras el descanso, continuaba la idea de dominar al rival y pegar. En ese mismo contexto, comenzaron mejor los visitantes. Dotor generó un derechazo que hizo volar a Pedro López, nada más arrancar el segundo acto. A la siguiente acción, de nuevo Pedro López tenía que intervenir.  Dos señales de que el Sanse había salido dormido de la caseta. Y llegaría una tercera con una falta directa lanzada por Arribas que tenía que atajar, otra vez, Pedro López.

A la cuarta ya iban a acertar. Córner y cabezazo certero de Marvel “a la jaula”. Un 1-2 merecido, en el minuto 56, ante la torrija del Sanse. El gol fue el detonante para que Luis Ayllón moviera el árbol. Entraban Coulibaly y Raúl Hernández por Villapalos y Javi Gómez. Mismo esquema con piernas frescas. Fue la clave para el despertar tímido del Sanse. Por fin iba a recuperar el balón y a generar cierto miedo por poco tiempo. Un hecho que tampoco amedrentó al Castilla. Tras otro aviso, llegaría el 1-3. Falta botada por Arribas y remate solo de Rafa Marín. La defensa pudo hacer algo más.  El Sanse estaba tocado en lo anímico. En poco tiempo perdió el partido.

La sangría no pararía ahí. En el minuto 79, Arribas ponía otra guinda más a su partidazo con una definición de vaselina para el 1-4, después de una jugada colectiva. El partido era de goleada porque el Sanse ya estaba desordenado. Mucho más en el centro del campo donde no robaba casi balones en la segunda parte. Los últimos diez minutos fueron de agonía. Los de Luis Ayllón se quedaron cabizbajos ante el vendaval de un rival que le pasó por encima. El Castilla antes de terminar hizo la “manita” con un tanto de Theo Zidane. En total fueron cinco, pero pudieron ser más. El Real Madrid impuso su calidad.

Con este resultado el Sanse se queda con seis puntos de doce posibles y acumula dos derrotas seguidas. Jugará la semana que viene contra el San Fernando, en tierras andaluzas

Sanse: Pedro López; Rafa Navarro, Juanra, Fomeyem, Sergio Nieto; Borja Sánchez, Villapalos (Coulibaly,min. 56); Borja Martínez, Javi Gómez (Raul Hernández.min.56); Arturo, Pedro Benito (Ródenas,min.70)

Castilla: Mario de Luis; Tobias, Marín, Marvel, Pablo Ramón (Obrador, min.44); Dotor, Villar; Peter (Carrillo,min.86), Arribas (Bruno Iglesias,min.85), Álvaro Martín (Noel López,min78), Iker Bravo (Theo Zidane,min.78).  

0-1, min.2, Iker Bravo. 1-1, min.12, Javi Gómez. 1-2, min.56, Marvel.  1-3, min.68, Rafa Marín.  1.4, min.74, Arribas.  1-5, min.89, Theo Zidane

Mallo Fernández (colegio castellano – leonés) Amonestó con tarjeta amarilla por los locales a Villapalos (min.54), Coulibaly (min.59), Rafa Navarro, Sergio Nieto (min.84) y al entrenador Luis Ayllón (min.38)

Estadio José Luis de la Hoz – Matapiñonera. 3.000 espectadores  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here