Varios vecinos de la zona centro se quejan del sufrimiento que han padecido por los ruidos durante las Fiestas de Sanse 2022. Ya en mayo de este año tuvieron una reunión con el vicealcalde Perdiguero, sin los resultados que esperaban. «Nos pidió que nos cambiáramos de casa, que nos fuéramos a un hotel o que nos pusiésemos tapones», argumenta una de las afectadas.

Foto: Izquierda Independiente

Y es que los efectos colaterales de la diversión los sufren ellos. «Soy de Sanse de toda la vida. No decimos que no haya Fiestas, pero hay poblaciones en las que se está habilitando áreas específicas para su celebración. Aquí es todo en la zona centro. Entiendo que los encierros sean en la calle Real, pero lo malo es que el ocio nocturno está allí», explica una vecina. Ella es una más de cientos de vecinos y comerciantes que ya han formado un grupo que lleva recogiendo firmas para buscar soluciones desde hace tiempo.

¿Cuáles son las consecuencias del ocio nocturno local? «No se puede dormir, te encuentras vómitos al salir de casa y no limpian los restos de vasos. Se tienen que llevar las Fiestas a otra zona donde no moleste. Hay que respetar el descanso vecinal. Lo que hacen es anticonstitucional», apunta.

Más allá de la suciedad, apelan al descanso vecinal. «El escenario y las altavoces de la zona centro no cumplen la normativa de ruido. Tengo un altavoz justo a la altura de mi dormitorio y me suele retumbar toda la casa. Han sido nueve días sin descansar porque las actividades no han parado. El casco antiguo no puede soportarlo más. Cuando se lo comentamos al vicealcalde nos dijo que el altavoz se pondría igual. Podrían hacer esas Fiestas solo en el anfiteatro», comenta.

También trata el tema de la seguridad. «Si hay una emergencia, ¿cómo sube una ambulancia? Los vecinos de esa zona ya vivimos a diario las peleas por culpa de los bares de copas. La Policía local no nos hace caso. Hay que conocer la cara «B» de las Fiestas», asevera.

Este grupo de personas han hecho un recurso a la Comunidad de Madrid, pero les han dicho que las decisiones las debe tomar el Ayuntamiento. Ante esto, se muestran desesperados ya que «este señor (Perdiguero) solo ayuda a los bares del centro», concluye.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here