La taekwondista y Subcampeona Olímpica en Tokio, Adriana Cerezo, continúa haciendo historia. La deportista del Hankuk ha dicho varias veces cual es su objetivo: «Hacer historia en el mundo del deporte». Cuando escuchas esa frase salir de su boca y ves su convencimiento sabes que no parará hasta conseguirlo. Pues bien, lo está logrando.

Ha pasado ya un año desde que se alzase con la medalla de plata en las olimpiadas y no ha hecho nada más que crecer. Durante este 2022 ha cosechado otros grandes éxitos. Debutó en su primer Grand Prix Internacional y se hizo con el oro en Roma. Además de esto, se colgó el bronce en el Campeonato de Europa. Medallas y más medallas que no dejan de sorprender al mundo del taekwondo y, prácticamente, al del deporte.

Todos estos triunfos han supuesto una gran suma de puntos en el ranking de su categoría. La atleta que entrena en Sanse con el Hankuk se ha colocado como número uno del mundo. Se sitúa con 283’76 puntos adelantando a la rival que la arrebató el oro en Tokio, Panipak. Además, Adriana también se ha situado como número uno en el ranking olímpico.

 

Esta hazaña de la taekwondista llega tan solo un año después de su irrupción en el deporte. La ‘niña maravilla’ que emocionó a España durante le verano de 2021 quiere seguir haciéndolo para marcar una época. Lo que queda claro es que su trabajo diario en el Hankuk junto a su entrenador, Jesús Ramal, y todo su equipo, se refleja en los resultados. Por su actitud, carácter y constancia conseguirá todo lo que se proponga. Que se prepare París en 2024…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

quince − quince =