Varios institutos de San Sebastián de los Reyes muestran sus dudas ante la nueva Ley de Educación. Diario de Sanse ha consultado a algunos directores de centros educativos ante las novedades que ha sugerido el Gobierno de España (queda por ratificarlas en un Proyecto de Ley). Entre ellas, están la polémica por no hacer obligatoria la filosofía en ESO, no poner calificaciones numéricas a los alumnos y hacer una enseñanza mucho más práctica que vaya más allá de memorizar.

Foto: rtve.es

Carmen Peña, directora del IES Atenea ha asegurado con cautela que «hay que esperar a lo que diga la Comunidad de Madrid. Estamos a la expectativa. No es nada nuevo lo de enseñar de manera más práctica porque llevamos trabajando con competencias hace tiempo. Nos adaptaremos a la normativa. El trabajo por proyectos es una novedad muy positiva».

Mucho más segura de su respuesta se ha mostrado al ser preguntada por no poner notas numéricas «Es sorprendente porque habrá que poner nota para acceder a la universidad», señala

Sobre lo de poder pasar de curso con varios suspensos no observa la novedad. «Eso existe. Se puede promocionar hasta con tres suspensos. Los equipos docentes evalúan la competencia. No parece un problema porque se venía haciendo», apunta.

Julián Esteban, director del IES Gonzalo Torrente Ballester, se centra en la asignatura de filosofía. «Ya no estaba en cuarto. Es importante que salga en bachillerato de manera obligatoria. Hay que recuperar la ‘Historia de la Filosofía’ de segundo de bachillerato», analiza.

Mucho más duro ha sido al hablar de no poner calificaciones numéricas. «Se pondrá suficiente, notable… Va en contra de los chavales que tienen buenas notas. Será igual para todos, pero les perjudicará a los que necesiten notas para acceder a la universidad o para entrar a un grado medio», asevera.

Sobre el método de trabajo práctico se muestra escéptico. «Los profesores seguiremos siendo los mismos. Llevo oyendo que no hay que memorizar muchos años, pero no está mal hacerlo. No sabemos como aplicaremos esto y cambiar nuestro método de evaluación. Ya evaluábamos por competencias. Hay que ver lo que hace la Comunidad de Madrid», asegura.

El Gobierno de Sanse es más optimista

Por último, desde el Gobierno de Sanse, el concejal de Educación, Andrés García Caro (socialista al igual que el partido que promueve esta Ley) sí es más optimista. «Es bastante más positiva. Parece que vivimos en una vida que solo cuenta la competitividad. Se trata de que las evaluaciones sean más cualitativas y no tanto cuantitativas», describe.

¿La nueva ley va a perjudicar a los mejores alumnos al no poner notas numéricas? García Caro opina lo contrario. «No creo que sea así. Los alumnos van a adquirir conocimiento en función de su esfuerzo. No va a modificar sus objetivos finales la forma de evaluar. La motivación va a ser mayor al no tener la presión numérica», afirma.

 

Sobre lo de no memorizar, el concejal también da la razón al Gobierno. «Es positivo que memoricen menos. Habrá trabajos más prácticos. Con la memoria se aprende, pero se olvida rápido. A través de la práctica quedará para siempre. Eso se ve con las carreras universitarias o con los trabajos.

Por último, aclara la situación con la filosofía. «Es uno de los bulos de la derecha. La filosofía se ve reforzada con estos cambios. Se recupera en bachillerato. Ahora habrá dos asignaturas obligatorias. Eso no sucede en el resto de Europa. Además, en la ESO estará dentro de «Valores éticos y cívicos» como obligatoria. Va a haber más horas lectivas de esta asignatura»,concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

10 − uno =