Diario de Sanse entrevista a Ángel Buenache, concejal de Deportes del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes. Hay dos temas principales a tratar en esta primera parte. El sobre coste de la inversión en la Ciudad del Rugby y el modelo de gestión indirecta de los Polideportivos, que está suscitando mucha polémica por el dinero que se está dando a la empresa concesionaria.

Pregunta. Comenzamos hablado de la Ciudad del Rugby. Una inversión que va ya por los 5,7 millones de euros. Es un 30% más de lo previsto. ¿A qué se debe?

Respuesta. Sí, desgraciadamente nos damos cuenta que no solamente ese concurso queda desierto, sino que también alguna otra obra municipal. Esto se debe al encarecimiento de los costes constructivos que verificamos actualmente a través de cuatro empresas. La desviación del coste de materiales y ,sobretodo, el abastecimiento es lo que lleva a las empresas constructoras a no optar por el pliego. Con ello, vimos que la inversión está mal dimensionada.

P. ¿Es posible que esa inversión siga subiendo según pase el tiempo?

R. No, porque ya desde la parte técnica, conjuntamente con las empresas posibles licitadoras, hemos hecho un estudio profundo de la situación del mercado y de cual puede ser la oferta. Ahora mismo estamos seguros que esos costes serán una realidad.

«La Ciudad del Rugby va a ser un referente en toda la Comunidad de Madrid»

P. Si se invierten casi 6 millones, ¿cuánto va a dejar todo esto en el municipio?

R. Ese estudio de impacto y reversión es algo que está por ver. No olvidemos que la Ciudad de Rugby va a interaccionar con la Federación Madrileña de Rugby como con el propio club. Teniendo al lado una zona comercial como el Parque Alegra, una conexión con el Metro y la posibilidad de acceder desde la A1. Este complejo se va a convertir en un referente de este deporte en toda la Comunidad de Madrid para selecciones autonómicas y nacionales. La reversión está asegurada en los negocios de la zona y en la prestación de los servicios.

Ángel Buenache. Foto: Diario de Sanse

P. Desde el punto de vista del empleo es positivo para Sanse.

R. Sí, ya no solo los puestos que se generen directamente en la Ciudad del Rugby a nivel de trabajadores. También en las cuestiones que se pueden hacer alrededor de la propia instalación. Restaurantes y ofertas de toda índole. Será interesante para el empleo.

«No hay mejor inversión que en deporte. Intentamos ponderar las subidas de impuestos con las inversiones sociales»

P. Hay quien dice que esta inversión es innecesaria porque mientras tanto se suben los impuestos. ¿No sería mejor no hacerla y no subir los impuestos a los vecinos?

R. Es una pregunta que depende del enfoque de quien la hace y de quien la analiza. El deporte necesitaba inversión. Nuestras instalaciones databan de más de 30 años sin ser remodeladas e incluso sin ser dimensionadas. No olvidemos que al lado de la Ciudad del Rugby va a ir el desarrollo de Cerro del Baile. Va a albergar casi 4.000 viviendas. Eso significa unos 10.000 vecinos más. Necesitamos infraestructuras. El deporte es un elemento transformador de la cultura y del municipio. Considero que no hay mejor inversión. Intentamos ponderar las subidas de impuestos con las inversiones sociales.

P. El rugby, a día de hoy, es un deporte minoritario en nuestro municipio. ¿Cuántas personas lo practican?

R. El club crece incesantemente. El gran referente es el Sporting de Hortaleza. Nuestro club es de base. Tiene un crecimiento espectacular. Estamos ya en más de 500 alumnos y eso significa que a la entidad habrá que ponerle un techo como al resto de clubes. Casi todos nuestros clubes tienen listas de espera en sus ofertas y albergan 9.000 usuarios. El 80% son menores de 18 años. Conciliación y educación van de la mano.

«El actual modelo de los Polideportivos es óptimo»

P. Sobre los Polideportivos Dehesa Boyal y Viña Fitness. Hay polémica con las gestión indirecta de los servicios. Nos encontramos que pleno tras pleno se está dando dinero a una empresa privada para salvarle de sus pérdidas. ¿Es necesario todo esto?

R. Es muy sencillo. La gestión indirecta se implanta hace 18 años por parte de un gobierno de Izquierda Independiente. En ese momento, y en otros previos, nos dimos cuenta que atender estas instalaciones de manera funcionarial es imposible. Los costes se disparan. Es una relación costes y rendimiento. En segundo lugar el actual modelo es óptimo como se ha demostrado en estos años. Me cuesta entender que quienes lo crean puedan estar en desacuerdo. Actualmente nadie entendería que metiéramos a trabajar a 300 funcionarios.

Ángel Buenache. Foto: Diario de Sanse

Entre los dos polideportivos hay 300 familias. Nuestro empeño ha sido defender sus puestos de trabajo. Es una inversión rentable y amortizada para los vecinos. Hay más de 35.000 usos diarios y es uno de los servicios más demandados.

«Había que gastar los impuestos de los vecinos en mantener puestos de trabajo»

P. A día de hoy los abonos se han venido abajo por la pandemia. ¿Eso repercute en la gestión indirecta negativamente?

R. Había dos opciones aquí. O cerrar y enviar a 300 personas a su casa, con el deterioro que tiene la no atención de las instalaciones, o apostar por la vida. Nosotros hemos hecho la segunda. Había que gastar los impuestos de los vecinos en mantener puestos de trabajo, riqueza y en tener una alternativa de ocio. Estamos invirtiendo en vida.

«En Viña Fitness estamos a 16.000 euros de que no tenga pérdidas. En Dehesa Boyal a 1.300 superabonados»

P. Si no se «rescata» a esta empresa, ¿hay peligro de que los servicios no se den?

R. Lo que ha ocurrido desde principio de la pandemia hasta ahora es que estamos por delante casi un 30% en la media del sector en crecimiento. En el último trimestre de 2021 los datos dicen que en Viña Fitness estamos a solo 16.000 euros de que esa instalación no tenga pérdidas para la empresa concesionaria. En Dehesa Boyal estamos a 1.300 superabonados de que las instalaciones sean autosuficientes. Por tanto, no dejamos de crecer desde agosto de 2020. Las cifras de este mes de enero dicen que seguimos creciendo. Hemos generado confianza y hemos visto que es un entorno seguro y saludable. Tampoco olvidemos que en medio de la pandemia acercarnos a la Dehesa era el único salvoconducto que teníamos.

P. Por último, ¿se descarta que la empresa diga «me voy porque no me pagan»?

R. Sí, absolutamente. La empresa ha cumplido y el Ayuntamiento también. Nosotros, a día de hoy, hemos reequilibrado todo hasta el 4 de octubre. Los trabajadores y la empresa están al día con sus cobros. En eso me preocupo cada mes. 300 familias viven sin necesidad de estar en el paro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =