El pleno de San Sebastián de los Reyes ha aprobado la modificación de la Ordenanza nº 7, reguladora del Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (plusvalía). El Gobierno Municipal llevaba a votación esto tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre este impuesto. Las abstenciones de PP, Izquierda Independiente, Podemos e Ismael García Ruíz han permitido sacar adelante la propuesta del Ejecutivo Local. VOX ha votado en contra.

Juan Olivares, concejal de Economía. Foto: Ayuntamiento de Sanse

Según el concejal de Economía y Hacienda, Juan Olivares, «hay un vacío normativo, tras la última sentencia del Tribunal Constitucional. Se mejora la base imponible para reflejar la realidad del mercado inmobiliario. Los Ayuntamientos debían modificar esta ordenanza.», señalaba en su intervención.

Además, Olivares indicaba que tras realizarse varios estudios, «esto supone un incremento del 0% en la recaudación de este impuesto. Son un conjunto modificaciones técnicas».

Desde la oposición, solo PP y Vox han puesto objeciones a esta modificación con diferentes matices. Podemos se ha mostrado a favor de esta medida y el resto de grupos no han intervenido en su turno de palabra.

Juan Angulo, de Podemos Sanse, ha comentado que «era una modificación obligada. Se trataba de quitar el cobro de la plusvalía si no había beneficio real. Este impuesto son unos 3 millones de euros para las arcas municipales. No va a suponer esta modificación una mejora de este tipo. No vamos a bloquear esta media», apuntaba.

Marcos Zurita, del PP Sanse, era más duro con el gobierno local y nacional. «Reconocemos el esfuerzo de los técnicos para adaptar esta ordenanza al plazo legal. Pedro Sánchez no asume su responsabilidad y la pasa a otras Administraciones. El problema no se va a zanjar aquí. Desde el PP de la Comunidad de Madrid se ha apostado por bajar todos los impuestos posibles. Y esto ha dado sus frutos. Creemos que se busca mantener la recaudación manteniendo los coeficientes, pero la reforma se queda a medias porque no se ha modificado la bonificación. En 2020 ya propusimos una modificación que no se tomó en cuenta. Nos abstendremos por responsabilidad», aseveraba.

 

Por último, Alejandro Caro, portavoz de Vox Sanse, era el más crítico con este impuesto. «No se han modificado las bonificaciones. Por ello presentamos una moción en este pleno. En mayo de 2020 ya dijimos lo que opinábamos de este impuesto. No nos gusta y por tanto no la apoyaremos. Además, presentaremos alegaciones para que el máximo número de vecinos intenten tener el dinero en sus bolsillos», concluía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

uno × 1 =