El comedor social de la Hermandad del Cristo de los Remedios dará de comer a 40 personas en Nochevieja. Este centro de referencia solidaria de San Sebastián de los Reyes, además, obsequiará a los asistentes con bolsitas con uvas para que las diferentes familias puedan disfrutar de las campanadas. Todo ello en la comida del día 31 de diciembre.

El comedor social de la Hermandad del Cristo de los Remedios dará de comer a 40 personas en Nochevieja

Marimar Moreno, directora del Comedor Social, explica a Diario de Sanse el menú que habrá y otras sorpresas preparadas: «Vamos a ofrecer crema de mariscos y pavo asado con dulces de Navidad. Además, esta Navidad ya hemos repartido 115 cestas entre 115 familias donadas por la Fundación La Caixa».

Todo ello estará rodeado de medidas sanitarias, teniendo en cuenta la sexta ola que está inmersa en nuestro país: «Tenemos muchas medidas. Entre ellas hay mamparas puestas en las mesas, además de la ventana donde pasamos la comida con una bandeja. También regalamos mascarillas y desinfectamos continuamente. De momento, no hemos tenido ni un caso de positivo desde el comienzo de la pandemia», apunta Marimar.

Sin embargo, hay un factor importante que reclama la directora: Voluntarios. «Necesitamos más gente porque la mayoría de jóvenes que colaboraban con nosotros ya están trabajando y no pueden acudir. Pedimos a las personas que quieran ayudarnos que vengan a nuestra sede y dejen su teléfono».

¿Cómo puede la gente apuntarse para recibir alimentos de la Hermandad? Hay dos vías. O bien inscribirse en los Servicios Sociales del Ayuntamiento o en Cáritas a través de las parroquias municipales. El Comedor Social abre todos los días de lunes a viernes. Dan comidas diarias y preparan la cena para los más necesitados. En parte, gracias a lo que reciben de donaciones como las de asociaciones locales o supermercados de San Sebastián de los Reyes.

Por último, Marimar Moreno destaca la clave para seguir ayudando a los demás en este año tan duro por la pandemia: «Ha habido meses que estábamos más agobiados, pero ya estamos tranquilos. Todo esto es una alegría porque la gente sale de aquí con una sonrisa al comer caliente», concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here