Dicho coloquialmente, un trampantojo es una trampa o ilusión con que se engaña a alguien haciéndole ver lo que no es. Eso sucede con el actual Equipo de Gobierno de Sanse, que tiene un Alcalde del PSOE pero cuyas políticas están secuestradas por un Vicealcalde de Ciudadanos, que con la mayoría en la Junta de Gobierno Local, impone una ineficaz gestión de derechas a nuestro municipio.

Juan Angulo. Foto: Podemos Sanse

El segundo año de la era Covid-19 ha estado marcado, como no podía ser de otra manera por las necesidades sanitarias y económicas derivadas de la pandemia. Desde aquí mi recuerdo y mi solidaridad con los vecinos y vecinas afectadas. También mi gratitud con quien ha seguido al pie del cañón, muchas veces sin las mejores condiciones, para que nuestra sociedad siguiera funcionando.

El año empezaba teñido de blanco y la Borrasca Filomena nos recordaba que debemos estar preparados siempre para cualquier imprevisto. Pero tenía su punto de inflexión político en marzo, cuando la ruptura entre Ciudadanos y PP en Murcia ocasionaba el adelanto electoral de mayo en la Comunidad de Madrid.

La desaparición política de Ciudadanos a nivel autonómico pone contra las cuerdas a Ciudadanos Sanse, que ve reducido a cero su espacio electoral. La más que posible desaparición política de Martín Perdiguero agudiza su carácter prepotente y estrambótico, presentándose ante la vecindad como la versión local del trumpismo estadounidense. Se multiplican sus declaraciones altisonantes, las faltas de respeto a la oposición en el plano personal y a nuestra ciudadanía en el plano profesional. Necesita crear un personaje al que agarrase para sobrevivir políticamente, porque ya no tiene ni partido, ni proyecto.

Su siguiente paso para intentar sobrevivir en la esfera política pasa por recuperar espacio electoral entre los votantes de derecha, y en el mes de julio nos presenta unos presupuestos claramente conservadores. Ni una medida progresista a la que poder agarrarnos para colaborar en la gobernabilidad del municipio, como ya hemos hecho en otras ocasiones. Estos presupuestos sacaban pecho de incorporar la mayor partida presupuestaria en Festejos de la historia (2,4 millones) y de unas inversiones que dejaban totalmente desatendidas las necesidades del barrio más poblado del municipio, la zona centro. Reducían en 2 millones de euros la partida de Servicios Sociales y proyectaban un endeudamiento con entidades financieras de 43 millones de euros. Inasumible para Podemos. Esencialmente se nos estaba presentando una campaña propagandística de Martín Perdiguero y su gestión, a costa del dinero público y dirigida exclusivamente a un sector de Sanse, dejando olvidado el resto de necesidades del municipio. Por eso nuestro voto sólo podía ser en contra.

Con este planteamiento populista sobre el tablero de juego, las Fiestas de Agosto se convertían para el Gobierno en un salvavidas al que volver a intentar agarrarse buscando un rayo de esperanza entre las tinieblas electorales. Poco importaba que la tasa de incidencia acumulada a principios de agosto rozase los 700 casos por 100.000 habitantes y que el municipio estuviera claramente dividido en la celebración, o no, de algo tan importante para Sanse como nuestras fiestas.

Los últimos volantazos del año aparecen en octubre y noviembre.

El primero de ellos, con la subida por parte del Gobierno Municipal del 10% del IBI y sobretodo con la subida del 100% de la tasa de basuras. Nos hemos opuesto desde el primer momento, y en general nuestra ciudadanía no ha entendido estas subidas recaudatorias en un municipio con superávit crónico. Nosotras tampoco las hemos entendido. La del IBI porque no está hecha de manera progresiva para que pague más quien más tiene y menos, quien menos tenga como dice nuestra Constitución. La subida de la tasa de basuras, ni garantiza que Sanse obtenga los niveles de limpieza que necesita, ni incentiva el reciclado como debería.

El segundo volantazo de fin de año llega cuando, a petición de Martín Perdiguero, el Ayuntamiento inicia los trámites para llevar a los tribunales a la asociación de padres de personas con discapacidad APADIS, para reclamar una deuda que no es tal. Un procedimiento judicial injustificado contra una asociación que parece no ser lo suficientemente aduladora con nuestro Vicealcalde. Entidad, dicho sea de paso, con un tremendo carisma en el municipio y que genera simpatías a izquierda y derecha por sus 40 años de trabajo incansable con personas discapacitadas.

Enlazando, ya para terminar este balance de 2021, con el trampantojo que da título a este artículo, debo concluir que estamos cansados de las trampas y los antojos de este Equipo de Gobierno capitaneado, de facto, por Ciudadanos. Es por eso que ya estamos trabajando en un horizonte realmente progresista, en el que las distintas familias de la izquierda de San Sebastián de los Reyes ofrezcamos un frente amplio, unido, fraterno y una posibilidad real de gobierno honesto, justo, eficaz y decente que ponga las necesidades de Sanse en materia de vivienda, medio ambiente, servicios públicos, derechos sociales o feminismo como prioridades de gobierno.

Os envío mediante estas líneas mis mejores deseos para 2022 deseando paséis unos días de felicidad, alegría y prudencia junto a vuestras amistades y familias.

¡Felices fiestas!

 

Juan Angulo

Concejal y Portavoz Podemos

San Sebastián de los Reyes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 × uno =