Diario de Sanse entrevista a la taekwondista de 17 años, Adriana Cerezo, con motivo de su medalla de plata en los Juegos Olímpicos. Entrena todos los días en el club Hankuk International School de San Sebastián de Reyes. Adriana ya se ha convertido en una leyenda, pero quiere aspirar a más. Carrera tiene de sobra para ello.

Adriana Cerezo atiende a Diario de Sanse

Pregunta. ¿Tú eres consciente de la que has liado?

Respuesta. Esa pregunta me la hace todo el mundo. Creo que poco a poco nos vamos dando cuenta de que ha sido algo importante.

P. Medalla de plata en los JJOO. He leído que todavía visualizas el combate de la final y que piensas que tendrías que haber hecho otras cosas para haber ganado.

R. Ahora mismo está bien. Sigo soñando con ese combate, pero si hubiésemos hecho otras cosas a lo mejor no hubiésemos llegado a la situación. Hay que hacer que no vuelva a pasar.

P. ¿Tienes el dato de cuantas personas de 17 años en España tienen una medalla?

R. Cuando volvimos en la radio nos dijeron que estaba en el top 10 en España. Sí, mola estar en esas posiciones.

P. ¿Ahora te miran diferente tus compañeros en el Hankuk Taekwondo de Sanse?

R. No, nos dimos cuenta mi entrenador y yo al llegar que es lo mismo de todos los días. Esto no te da superpoderes. Somos todos iguales. Tuvimos un día de fiesta y cena, pero luego vuelta a la rutina.

P. ¿Has tenido situaciones de que casi se te pierde?

R. En Tokio unas cuantas. Hasta que me dieron la caja la iba llevando por ahí. Me la dejaba en el coche, o con mis padres.

P. 17 años y medalla de plata. ¿En París candidata a medalla con 20 años?

R. Claro. Vamos a por la medalla de oro. Luego ya que pase lo que tenga que pasar. Hay que clasificarse y tenemos campeonatos de Europa y del Mundo.

P. Hay que decir que antes de esa medalla eras campeona de Europa.

R. Sí lo logré dos meses o tres antes de los Juegos Olímpicos.

«Cuando perdí la final fue uno de los peores momentos de mi vida»

P. Me acuerdo que nada más perder en la final de los juegos te pusiste a llorar ¿Normal, no?

R. Sí, porque en ese momento se me cayó el mundo. Fue uno de los peores momentos que he vivido en mi vida. Lo tenía tan cerca y cuando te das cuenta que lo pierdes teda bajón. Luego ya te das cuenta de todo lo bueno conseguido.

P. ¿Se notaba mucho la diferencia horaria con Tokio de cara a aclimatarte?

R. No, la diferencia horaria la cogí bien. Fui en el famoso vuelo que se retrasó en Barajas. Llegamos a las 4 de la mañana, me fui a dormir y me levanté a las doce del mediodía. Ahí cogí la rutina. Luego de temperatura estábamos en un pabellón con aire acondicionado como podemos estar aquí. En otros deportes se notaría más.

P. ¿Cómo se vive la villa olímpica con 17 años?

R. Increible. Es la mejor experiencia de todas las olimpiadas. Puedo decir que he vivido una situación en esta situación. Las próximas son en París. Mucho más cerquita.

P. Antes de los JJOO de París, ¿cuál era el objetivo?

R. Era el mismo. Quedar campeona. Si no hubiésemos ido allí. Lo teníamos muy claro.

P. Antes de esta entrevista te felicitaban por el Open de Polonia. ¿Qué ha pasado ahí?

R. Sí, fue un torneo internacional después de verano. Tuve solo dos combates y ganamos. No fue el mejor ni el peor campeonato de mi vida.

P. Una vez que llegas a España ¿Qué haces?

R. Vuelta a la rutina. El primer día que vine fui a la Warner con los amigos y ese mismo día entrené con cena sorpresa. Lo agradecí muchísimo.

P ¿No te ha recibido el gobierno o el ministro de deportes?

R. Hicimos en el CAR de Madrid un acto con Pedro Sánchez y otros actos con ADO y patrocinadores que aportan al deporte.

«Narciso y Perdiguero no me han recibido, pero siempre se han portado muy bien con nosotros»

P. Aquí en Sanse, ¿No te han recibido Narciso y Perdiguero?

R. No, pero se han portado siempre muy bien con nosotros. Es para agradecérselo. Tengo la Suerte de entrenar en Sanse y siempre estamos invitados a la gala del deporte y un año me dieron el premio a mejor deportista y al mejor club.

P. Empiezas la universalidad ahora.

R. Sí, estudio criminalística.

P. ¿Alguien sabe quién eres?

R. Pensaba que no, pero cuando llegué la profesora me dio la enhorabuena. Al final resultó que sí me conocían y que les daba vergüenza decirme nada.

P. ¿Qué da más miedo una final olímpica o el primer día de la universidad?

R. Ninguna de las dos. He disfrutado mucho las dos cosas.

«Ahora tenemos campeonato del mundo y de Europa»

P. Antes de París, ¿hay algún campeonato previo?

R. Sí, tenemos campeonato del mundo el año que viene y el de Europa. Cada año siempre hay cosas. Además, hay eventos de Grand Prix.

«En la villa olímpica había normalidad, respecto al COVID»

P. ¿Cómo es Tokio con COVID?

R. Yo me llevé una grata sorpresa. Me esperaba que fuera muy cerrada, pero en la villa había normalidad. Fui con la Federación y los entrenadores. Fuimos todos juntos.

P. Por último ¿Cómo vivieron tus padres la final?

R. Fue una barbaridad en Cerezo de Abajo, Segovia y en el pueblo de mi padre en Cáceres igual. A nivel taekwondo siempre me apoyan. Solo me recriminan en actitud. Para eso están y son los mejores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here