La Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes ha empatado contra el Real Valladolid Promesas 2-2 en un partido que será recordado por el 0-2 perdido por los madrileños en la segunda parte con unos minutos de locura de ocasiones. Marcos Jiménez puso un once con la novedad de Fomeyem por Iván Pérez. El resto eran los mismos que consiguieron los tres puntos el domingo pasado contra el Rayo Majadahonda. De nuevo el 4-2-3-1 imperaba.

Un Sanse a la contra y achicando espacios

El partido comenzaba con un Valladolid Promesas con la pelota y un Sanse esperando al contraataque. Lo cual iba a ser la tónica general en 45 minutos. El problema para los madrileños es que el centro del campo de los locales tendría unos primeros instantes de casi ningún fallo. Moha, Mikel Carro y Fran Rivera se encontraban con facilidad en su zona. Dani Molina y Borja Sánchez, por su parte, se estaban viendo muy incómodos para robar en esa zona. Era un tres contra dos de manual. Con ello, las opciones de los locales iban a llegar. Una falta directa de Moha que paraba Bañuz en el minuto 8 y un disparo desde el extremo derecho de Paulo Vítor que rozaba la escuadra. Esta era otra de sus grandes bazas jugar el balón. Los extremos y más con Paulo Vítor, el goleador del equipo.

Foto: RV Cantera

Sin embargo, más allá del minuto 15 el Sanse iba a despertar en ataque. En una de sus transiciones de juego más largas iba a tener una doble opción de gol. La primera sería por una de sus vías más usadas. Centre desde la izquierda de Borja Martínez para buscar remate. Y lo iba a encontrar. Eneko Jáuregui tenía un cabezazo que paraba el portero con acierto. La acción terminaba con un córner que Raúl Hernandez remataba con un tiro desde la frontal lejano. Pese a este despertar el contexto era el mismo. El Valladolid con mucha más pelota que su rival, pero el Sanse ya había metido miedo. A la media hora de juego todo podía pasar. Cada uno con sus armas.

El último tramo del primer acto fue menos atractivo respecto a lo visto anteriormente. Hubo tímidas ocasiones para ambos equipos. Moha y Adilson por los locales y Raúl Hernández, Jaúregui y Dani Molina por los visitantes finalizaban sin demasiado peligro. El Sanse había encontrado como defender mejor las peligrosas bandas de los blanquivioletas y el medio creador. La clave era poner a Barreda como lateral derecho y Javi Rueda en el izquierdo. Al contrario de como empezaron. Ese cambio táctico servía para darle pausa al partido hasta el descanso. El 0-0 era justo, porque cada equipo tuvo sus minutos para ganar. Dos maneras de entender el fútbol se estaban dando cita.

Locura de partido

Tras el paso por vestuarios el partido iba a modificar su esquema predeterminado. El Sanse salía ahora mandón y quería la pelota. Igual el cambio de Jaúregui por Arturo de inicio significaba una mayor querencia para ganar. Eso se notaría en el minuto 47. Centre desde la derecha de Fer Ruíz y remate perfecto de Barreda en el punto de penalti para poner el 0-1. Una vez más la jugada de centre y remate daba a los de Matapiñonera mucho rédito. Con ello ya los de Marcos Jiménez volvían al repliegue y su rival daba un pasito más hacia adelante, pero dejando huecos atrás.

Iba a ser fundamental el ansia del Valladolid para ver el 0-2. De nuevo, tenían el esférico y lo moverían con más rapidez. Sin embargo, dejaron muchos espacios atrás y traería consecuencias. Minuto 57 y otro centre espectacular desde la izquierda de Borja Martínez lo remataba Fer Ruíz para poner el segundo. La tranquilidad ya estaba ya de los visitantes, pero solo le duraría cinco minutos. En el minuto 62 un centre se envenenaba, lo salvaba Bañuz en la línea de gol, pero el rechace le llegaba a Slavy para empujarla «a la jaula». 1-2 para poner pimienta en la última media hora. Locura de instantes.

Ese tanto le iba a servir al Sanse para modificar su esquema de 4-2-3-1 y para poner tres hombres en el medio Borja Sánchez, Mario González y Fer Llorente (estos dos entraban por Molina y Fer Ruíz). Un cambio de sistema que no serviría sino para empeorar lo que estaba viviéndose. El Valladolid tenía la pelota y se volcaba de lleno para el empate. Lo conseguiría en el minuto 78 con un tiro de Dalyson que pegaba en un jugador para envenenarse. 2-2 y todavía querían más. El Sanse estaba sufriendo ante el vendaval de su rival. No sabía ni por donde le daba el aire.

En este interesante tramo de encuentro los franjirrojos se iban a ver beneficiados justamente por la expulsión del central rival Saturday que derribaba con dureza a Borja Martínez. Era el minuto 79 y se iba a ver un 11 contra 10. Menos mal porque el 2-3 se veía cerca. Ya con superioridad Fer Llorente ,con un centre chut, y Mario González con disparo lejano pudieron dar la victoria a los del norte de Madrid, pero el 2-2 era inamovible. Empate en una segunda parte con mucho que contar.

Con este resultado el Sanse se queda con 7 puntos. Sigue sin ganar fuera de casa. Se medirá al Tudelano el próximo viernes a las 19:00 horas en Matapiñonera.

Sanse: Miguel Bañuz; Javi Rueda, Llerena, Fomeyem, Barreda; Dani Molina (Mario González, min.64) Borja Sánchez, Fer Ruíz (Fer Llorente, min.69), Raúl Hernández (Carlitos, min.84), Borja Martínez (Jime,min.84) ; Jaúregui (Arturo,min.45) 

Valladolid Promesas: Samu Casado; Apa, Saturday, Kike Ríos (Amoah, min.84), Sergio Nieto; Moha, Mikel Carro; Dalyson (Socorro,min.84), Fran Rivera (Segura,min.64), Paulo Vítor (Narro,min.64); Slavy (Rosa,min.82);

0-1, Barreda, min.47. 0-2, Fer Ruíz, min.58. 1-2, Slavy, min.62. 2-2, Dalyson, min.72.

López Parra, comité cántabroAmonestó por el Sanse a Mario González (min.73) y por los locales a Aparicio (min.76), Rosa (min.86), Moha (Min.90) y con tarjeta roja a Saturday (min.79).

Jornada 4 Primera División RFEF. Estadio anexo al José Zorrilla.

1 Comentario

  1. Destacar lo que está creciendo Javi Rueda. De lo mejor ayer junto las apariciones de Borja por izquierda aunque a cuentagotas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here