El sector inmobiliario está al alza en Aranda de Duero. Y es que según informan fuentes de la Junta de Castilla y León, portales inmobiliarios especializados y constructores de la zona el sector está volviendo a la normalidad, poco a poco, tras el estancamiento durante el inicio de la pandemia del coronavirus. Por tanto, el confinamiento y sus consecuencias económicas son historia.

Según datos oficiales de la Junta de Castilla y León sobre viviendas protegidas Aranda de Duero tiene 95 viviendas en promoción de este tipo. Sobre el precio, en régimen general las viviendas protegidas en Aranda están en 1212,80 euros por metro cuadrado y la vivienda joven protegida está en 1364,40 euros por metro cuadrado. Eso sí son precios menores a los que se ofrecen en Burgos capital.

El cuanto a la evolución de estos precios, la Junta de Castilla y León asegura que «no han variado en los últimos años. Desde 2007 se mantiene estable, aseguran»

¿Y cómo está la evolución de los precios de compra de vivienda libre en Aranda?

Según el portal especialista Idealista, la zona está experimentando un aumento del 6,3 % en junio de 2021 respecto a junio de 2020. Sin embargo es un 1% menos que hace tres meses. Además hay que añadir que lleva dos meses de caídas el precio tras un comienzo de año al alza.

Idealista.com

Actualmente el precio ronda los 1.134 euros por metro cuadrado. Es decir, si obtenemos un piso de 90 metros cuadrados costaría de media 102.060 euros.

Por barrios todos los datos indican que caen los precios mensuales, pero se observa una recuperación en el último trimestre en Centro, El Ferial, Santa Catalina y Tenerías – Fuenteminaya y San Antón.

De ellos en el último año han recuperado los precios todos los barrios, salvo Santa Catalina, que cae un -4,3%

Tenerías – Fuenteminaya y San Antón sigue siendo el barrio más caro con 1.538 euros el metro cuadrado. Contrasta con la zona más barata, Santa Catalina, con 784 euros el metro cuadrado.

Idealista.com

Los constructores y expertos inmobiliarios de la zona ven un presente y futuro optimista

Los constructores y expertos inmobiliarios de la zona ven un presente y futuro optimista.

Emilio Sáiz, director comercial de Constructoria Rio Vena

Emilio Sáiz, director comercial de Constructoria Rio Vena, no tiene dudas. «Hubo miedo a ver como nos enfrentábamos a la salida de este parón por el coronavirus, pero el producto ha salido reforzado. En 2021 no han subido los precios de venta de pisos en Burgos Capital»

Preguntado por si la crisis del coronavirus ha afectado demasiado tampoco titubea. «No ha habido crisis de la construcción en 2020. No ha sido mal año. Sin embargo 2021 ha sido más reticente a la venta de viviendas. Está en stand by. Se espera que para el tercer o cuarto trimestre volvamos a subir»

Sobre las ventajas que tiene Aranda da datos clave. «Aranda siempre tiene tirón al tener muchas multinacionales cerca y recepción de núcleos de población. Debe hacerse ha actuación integral en el centro del municipio»

Por último sobre la Vivienda joven explica que «la crisis de 2007 paralizó la inversión. Se bajaron los precios de régimen libre, pero en el presente se debe volver a apostar por las viviendas de protección oficial. Para los constructores el coste de producción es similar en protección oficial que en vivienda libre. Hay que pensar en los jóvenes».

Ignacio Górriz, director de Kampinas Promociones Aranda

Otro experto consultado ha sido Ignacio Górriz, director de Kampinas Promociones Aranda. Asegura que «hemos vendido el 85% de promociones en el último tiempo. Es posible que haya habido crisis, pero nosotros no la hemos notado demasiado«

Sobre el futuro es un poco más cauto. «En construcción hay ahora mismo trabajo. Hay proyecto durante todo el 2021″,asevera.

Respecto a las ventajas de vivir en Aranda incide en que «la zona aporta una calidad de vida importante porque está todo interconectado».

Y preguntado por la situación de los jóvenes también tiene una opinión muy definida. «No hay problema con la vivienda joven. En protección oficial hemos vendido unas 4.000 viviendas en el último tiempo», concluye.

Miguel Riesgo, gerente de CHR Grupo

Otra persona consultada es Miguel Riesgo, gerente de CHR Grupo. «No ha habido crisis en el sector durante la pandemia, más allá de los tres meses que hemos tenido las oficinas cerradas. Los precios están subiendo en este 2021. Se está vendiendo casi toda la oferta que tenemos ahora mismo. Hay dos factores importantes: la inflación del año y la situación de estancamiento con el Plan General», afirma.

Sobre el medio y largo plazo también apunta a una situación alcista. «En el futuro los precios serán más altos. El gran problema de nuestro sector será el que ya está sucediendo ahora. Falta mano de obra».

Preguntado por Aranda explica que «Tiene muchas ventajas. La industria tradicional y la más moderna. Y Por supuesto el sector del vino. Además, toda la vivienda VPO está ahora mismo vendida. La gente quiere venir aquí».

 

Tampoco considera que haya un problema con la vivienda joven. «Nosotros tenemos oferta, pero la situación económica de los jóvenes les hace apostar más por vivienda de segunda mano que por la vivienda nueva».

Tasio Martín, gerente de la constructora Tasio Martín

Por último, Tasio Martín, gerente de la constructora Tasio Martín, también habla de normalidad con la crisis del coronavirus. «Aunque ahora, la subida de materiales (cobre, aislamientos, madera, etc) está provocando el encarecimiento de la obra nueva y reforma. O nadie quiere una vivienda o hay peleas por conseguirlas».

Sobre el futuro no se atreve a dar un pronóstico. «El futuro es difícil de vaticinar, a corto plazo (un par de años) entiendo que será bueno. Más allá, es difícil de prever, porque depende directamente de la situación económica del país. Pero dicho esto, los estímulos económicos de Europa y la necesidad de renovar el parque de viviendas, aupadas por la eficiencia energética y la reducción de emisiones de CO2, harán  seguir empujando el sector el próximo lustro»

También da muchas ventajas para vivir en Aranda de Duero. «La comodidad de vivir en una ciudad pequeña es calidad de vida. Nos libramos perdidas en  desplazamientos, atascos o contaminación. Una zona con una diversidad económica dispar: industria, servicios, agricultura, turismo… Sin dependencia de un sector concreto. Geográficamente bien ubicada».

Finaliza con el problema de los jóvenes. «En principio está más o menos resuelto con las V.P.O. No obstante, el poder adquisitivo de los jóvenes, hace complicado el acceso a la vivienda. En este sentido necesitamos suelo urbano más económico o urbanizar ciertas zonas de la ciudad con ayudas desde la administración y o ayuntamiento para poder hacer llegar esta rebaja a este gran colectivo», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

5 + 18 =