Una cuesta que provoca caídas en la calle Real Vieja, en la intersección de la calle Pedro Colmenar. Diario de Sanse se ha hecho eco de una foto denuncia vecinal en una de las zonas más conocidas de la localidad. En pleno casco antiguo hay una rampa hacia abajo en la que numerosas personas ya han sufrido resbalones y caídas por no haber una barandilla y un suelo estable para poner andar.

Almudena del Campo, vecina de la zona, ha asegurado que «una señora mayor ha tenido que poner cuerdas en las ventanas hacia la calle para poder agarrarse si quiere entrar en el portal. Necesitamos una solución porque no tenemos ni un agarre ni un suelo adecuado. Somos muchos los que no hemos caído ya», explica a Diario de Sanse.

Y es que este medio ha podido comprobar en el lugar que efectivamente el firme resbala e incluso hay grietas que dificultan aún más el caminar tanto por la acera como por la carretera.

¿Qué solución ha dado el consistorio? Según Almudena, «antes de la pandemia prometieron que unos técnicos vendrían a ver el estado de esta calle, pero no ha aparecido nadie», asevera.

Desde Diario de Sanse estaremos muy atentos por si hubiera alguna novedad sobre el tema. A tenor de lo comprobado, bien merece una solución urgente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here