El barrio se eleva

A finales de los años 60 y principios de los 70 el barrio empieza a elevarse, ya se construyen los primeros bloques, aunque ya había alguno en pie como es el que hace esquina de la calle Canal de Isabel II con la Avda. de Madrid. Me vienen a la memoria algunos de esos constructores: Sebastián Montero Lindo, y su cuñado Manuel Moreno, Francisco Cubo María. Serán edificaciones de no mucha calidad, ya que los precios tienen que estar ajustados al poder adquisitivo de los potenciales compradores.

A pesar de estar aprobado el Plan de Ordenación Urbanística de 1968, algunas de las alineaciones dejan mucho que desear, como aún se puede comprobar actualmente. Lo que sí se puede apreciar es que el viario si se corresponde al que se proyectó en los años 50, incluso han respetado muchas de las nomenclaturas de las calles.

Barrio de la Zaporra

La definitiva ordenación urbana del Barrio de La Zaporra, siempre estoy refiriéndome a la parte del barrio que afecta a San Sebastián de los Reyes,  tendrá lugar en el año 1983 cuando se aprueban las unidades de gestión, así veremos que se actúa en varias manzanas a las que afectará una remodelación y reparcelación.

El barrio contará con 26 manzanas que estarán limitadas por las Avenidas de Madrid (límite con Alcobendas), Valdelasfuentes, Independencia y calle Canal de Isabel II.

Quedarán establecidas las manzanas reparcelables, las manzanas a desarrollar por estudio de detalle, así como restos de parcelas a expropiar. Las manzanas que no quedan afectadas en la reparcelación quedarán sometidas a lo que marque el Plan General de Ordenación Urbana de 1985. Aquí comenzará el despegue del Barrio de La Zaporra que hoy día contemplamos.

Volvamos la vista atrás

Resulta bastante interesante el proyecto de urbanización que se presentó en el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes a mediados del año 1958 que respondía al título de Barrio de Ntra. Sra. del Pilar, y que no abarcaba sólo lo que hoy conocemos como Barrio de La Zaporra, pues la calle Canal de Isabel II aparece prolongada hasta la Avda. de la Sierra, al igual que las calles Sevilla, Gerona y Oviedo también aparecen prolongadas hasta las Avenidas de la Sierra y Valdelasfuentes.

La Avenida de Valdelasfuentes en la zona que linda con Alcobendas quedaba incluida en este proyecto, que se prolongaba hasta las laderas del Cerro del Tambor. También se prolongaba la Avda. de Madrid hasta su confluencia con la Avda. de España. Sería la manzana comprendida actualmente por las calles Benasque, Ávila, Canal de Isabel II y Avda. de Madrid.

En este proyecto también aparece incluido la parte final del actual Barrio del Sacramento, que abarcaba desde la calle Canarias, parte de la Avda. de Colmenar Viejo, la calle Príncipe y las avenidas de la Sierra y España.

Una zona del Barrio del Chaparral, también aparece en este proyecto, en la que comprendería las actuales calles Lorenzo Colmenar, San Raimundo, San Nicolás, San Pancracio y una parte de la calle Hermanos del Cristo.

Como se puede comprender era un proyecto ambicioso, pero que sólo quedó plasmado en su mayor parte en el Barrio de La Zaporra, y una parte de los del Chaparral y Sacramento. Los promotores de tal proyecto eran los Hermanos San Millán, que dejaron su impronta en el nombre de una calle que denominaron Hermanos San Millán, que posteriormente se cambió por calle de los Hermanos del Cristo.

El Callejero

Los nombres de las calles que aparecen en el proyecto de los Hermanos San Millán del año 1958 coinciden casi todas con las actuales del Barrio de La Zaporra: Canal de Isabel II, Pico de Mulhacén, Ayerbe, Sevilla, Gerona, Oviedo, Vizcaya, Vitoria (hoy Álava), Pico Aneto, Moncayo (hoy Ávila), María Auxiliadora, Pamplona, Barcelona (hoy Maximiliano Puerro del Tell) y Avda. de Madrid. Algo hemos heredado de aquel proyecto.

La actual Avda. de Valdelasfuentes aparece en esta parte del Barrio como Avda. de la Sierra, y calle Santander, ésta desapareció al trazar la Avda. de Valdelasfuentes siguiendo el camino del mismo nombre

En los años 80 al desarrollar la Unidad de Gestión G (manzana 26) surgieron dos calles que fueron rotuladas como Lérida y Tarragona.

La vida social

Los autores del libro sobre La Zaporra nos hablan de los accesos al barrio, que los vecinos tenían que ir hasta el “Africa” (1) para coger el autobús o apearse cuando llegaban de Madrid, en esto discrepo algo con ellos, la mayoría lo hacían desde la Plaza del Ayuntamiento de Alcobendas, y a través de la calle del Fuego llegaban al barrio, una buena caminata. El barrio, tanto el de Alcobendas como el de San Sebastián sólo tenía el acceso a él a través de Alcobendas.

Barrio de La Zaporra

Una de las primeras actuaciones que llevó a cabo el alcalde Felipe Laporta Lorenzo cuando accede a la alcaldía a mediados del año 1972, fue la de asfaltar el Camino de Valdelasfuentes para poder llegar con coche al barrio desde San Sebastián, pues hasta ese momento había que llegar a través de trochas y veredas abiertas en las fincas de labor que lo circundaban.

Otro problema sumamente grave estaba en la escolarización, los niños de La Zaporra tenían que acudir a los colegios del centro de la localidad, el Francisco Carrillo y el Cristo de los Remedios. Eran muchos los problemas que se acumulaban en la Alcaldía, pero había que agarrar el toro por los cuernos, en cuestión de días se prepararon tres aulas en el centro del barrio, en concreto en un local en la calle María Auxiliadora, se pidieron urgentemente a la Delegación de Educación los maestros y fueron concedidos. No se disponía de mobiliario, el Ayuntamiento lo adquiere con su presupuesto, surge un imponderable y es que este mobiliario no llegaría en la fecha de iniciar las clases. Ahí surgió el “espíritu” del barrio fueron los propios padres y vecinos los que cedieron mesas y sillas, y las clases se iniciaron en la fecha prevista. Poco después llegaría el mobiliario escolar que sustituiría a los de los vecinos.

Este pequeño colegio, constaba de tres aulas y servicios, al que se le dio el nombre de “Esperanza” y que permaneció activo hasta que los niños del barrio pudieron asistir a los colegios Príncipe Felipe, colegio que costeo su construcción el Ayuntamiento, y el de Valvanera, los famosos barracones que compró el Ayuntamiento, puesto que el Ministerio pospuso su construcción, a pesar de tener cedidos los terrenos, al igual que ocurrió con el Silvio Abad.

Ese mismo local albergaría después provisionalmente la parroquia de Ntra. Sra. de la Vid.

Surge el asociacionismo

El barrio empezaba a despertar y aquellos vecinos tenían muy claro que había que batallar por conseguir un barrio digno y con las suficientes infraestructuras que hasta ese momento carecían de muchas de ellas, y ahí surgió la Asociación de Vecinos del Barrio de La Zaporra, en la que estuvieron involucrados los frailes agustinos que regían la parroquia.

Esta Asociación consiguió la instalación de un barracón en un terreno del Ayuntamiento en la calle Oviedo, y que les servía de sede social y de reuniones a los asociados, así como celebrar actos culturales y reivindicativos para conseguir mejoras para el barrio. La Asociación centraba su labor tanto en la parte del barrio que estaba en término de Alcobendas como en el de San Sebastián. Pasado un tiempo construyeron un pequeño edificio que sustituyó al famoso barracón.

Pasados los años dejó de tener actividad, pues ya se habían logrado muchos de los fines sociales, e incluso políticos que perseguía, ya se contaba con un colegio en el propio barrio, el Buero Vallejo, en la calle Vizcaya y otro en la zona de Alcobendas. Se demolió el local y junto con el terreno circundante se levantó el Centro Cultural Claudio Rodríguez, que alberga una biblioteca municipal. También en el aspecto religioso se había logrado la meta de construir una nueva y moderna parroquia en un terreno cedido por el Ayuntamiento.

El antes y el ahora

He visitado recientemente el barrio y aunque sabía que este se había renovado por los muchos proyectos de edificación que tuve que archivar, no imaginaba en qué grado se ha transformado. Ya no quedan nada más que unos escasos vestigios de lo que fue y conocí aquel 1972 en que estuve implicado en poner en funcionamiento las tres aulas citadas.

Os aseguro que me ha costado encontrar algunas de las viviendas primitivas, creo que no llegarán a la decena, he localizado algunas en la calle Maximiliano Puerro del Tell esquina a Gerona hay una vivienda que ha quedado por debajo del nivel de la calle. En las calles Oviedo y Vizcaya hay viviendas que están fuera de alineación. Alguna más he visto en la calle Valladolid.

 

Lo que si podemos observar es que desde el Ayuntamiento no estuvieron nada finos al dar las licencias de tira de cuerdas y rasante de nivel, pues hay bastantes edificios fuera de alineación, son edificios construidos a finales de los años 60 y principios de los 70.

Si alguien que hubiese salido de este barrio en los años 80 y regresase en la actualidad diría que ese barrio no es La Zaporra, es que ha pasado de esa marginalidad que hemos descrito a ser un barrio con un “status” medio alto.

Las construcciones que han sustituido a aquellas infraviviendas o se han levantado en los solares son edificios de  alta calidad, pasemos por la calle que pasemos observamos que se ha conseguido conjugar armónicamente lo “antiguo” con la modernidad. Ejemplo de esa modernidad es la nueva capilla de la Virgen del Pilar, que se levantado entre la Avda. de Madrid y la calle Luis Rodríguez Ontiveros.

Bueno habría sido e interesante que Arribas y Cancho hubieran escrito su libro sobre el Barrio de La Zaporra unos años después, pues su obra habría reflejado esa renovación del barrio, que puedo decir, sin exagerar, que es el barrio de San Sebastián de los Reyes que más y mejor se ha renovado en los últimos veinte años. En sentido coloquial diríamos que se le ha dado la vuelta como a un calcetín.

  • La Cafetería Africa situada en la esquina de la calle Libertad con Marqués de la Valdavia.

Santiago Izquierdo G. Bárcena

Cronista Oficial de San Sebastián de los Reyes y Archivero Municipal emérito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

20 + once =