El Colegio Quinto Centenario de San Sebastián de los Reyes es un buen ejemplo de centro que busca nuevos métodos de enseñanza y aprendizaje para sus alumnos. Desde hace un par de años, el colegio público trató de buscar un programa especial para los alumnos del centro que supusiese un intercambio de metodologías, actividades y de idioma junto a otras escuelas de países de la Unión Europea. Pensaron que, de este modo, los alumnos tendrían nuevos retos educativos por delante con una implicación positiva para romper con la monotonía y rutina habitual. Así pues, en 2018, el colegio observó el programa ‘Erasmus +’ y pasó a formar parte de este proyecto junto a dos escuelas francesas, una de Gales, una de Lituania y otra de Grecia.

A partir del curso 2018-2019 el proyecto comenzó a funcionar y ha finalizado recientemente en este curso. La directora del Colegio Quinto Centenario, Inés Zamarro, ha hablado con Diario de Sanse para hacer un balance de lo que este programa innovador y dinámico ha supuesto para los alumnos y el propio centro. Para empezar, hay que saber que ‘Erasmus +’ consistía en un intercambio de metodologías y actividades educativas entre las escuelas participantes. Este intercambio se realizaba a través de la visita de profesores y docentes a cada uno de los colegios participantes. Es decir, como la propia directora ha indicado, «había recepciones por parte de cada centro en unas determinadas fechas y los alumnos podían conocer e intercambiar impresiones con los profesores visitantes de las escuelas del resto de países».

Colegio Quinto Centenario de Sanse

Las actividades y el intercambio de las mismas, tenían como objetivo el trabajo y el refuerzo de las inteligencias múltiples. Este objetivo se ha cumplido con creces y la directora, Inés Zamarro, se muestra orgullosa del éxito que ha tenido el programa. «Ha sido muy bueno para los alumnos y las familias de los mismos porque han tenido una implicación altísima y muy positiva», declara la directora. De hecho, esta implicación se debe a que los alumnos habían realizado ya actividades proporcionadas por los otros centros antes de conocer a los profesores de los mismos en la recepción. También realizaron llamadas de Skype en las que, también, se trabajó el idioma y la manera de expresarse de los alumnos en inglés. Los niños querían comunicarse con los otros centros y para ello tenían que expresarse en inglés o, al menos, esforzarse por entenderse. De hecho, según la directora, otro de los objetivos era que los alumnos «mejorasen su comunicación en inglés y se esforzasen por ser entendidos y entender».

Una de las actividades que proponía el programa era la de crear un logo. Cada centro debía establecer un logo que, posteriormente, sería votado para convertirse en el logo oficial de ‘Erasmus +’. Cada alumno realizó uno y el mejor fue votado para representar al colegio con el resto de centros. Esta especie de concurso, supuso una alegría más para el alumnado y el profesorado del Quinto Centenario porque resultaron ganadores. Esto habla del gran éxito del proyecto en el centro.

Colegio Quinto Centenario, ejemplo de innovación con el programa ‘Erasmus +’

Por otro lado, al margen de este intercambio de métodos de trabajo y de estudio junto a las actividades, el mejor momento para los alumnos fue el de la recepción por parte del colegio a los profesores del resto de escuelas. La recepción se dio en octubre de 2019 y fue la última ante la posterior explosión del coronavirus en el mundo. La directora apunta que el único colegio que no pudo hacer su recepción fue el de Grecia. Con respecto a los alumnos, durante la semana de recepción estuvieron muy ilusionados. Actuaron de guías de los profesores por el colegio. Esto supuso que se volviesen a comunicar en inglés. No solo los alumnos estuvieron ilusionados. Esta ilusión también se reflejó en las familias que organizaron una gran paella para los visitantes.

El balance que hace la directora es muy positivo. Gracias a ‘Erasmus +’, los alumnos tuvieron un incentivo nuevo para aprender. Además, la docencia ha aprendido mucho también de los otros centros, además de aportar sus conocimiento al resto de escuelas. El caso es que esto no para aquí y gracias al éxito innovador del proyecto, el Colegio Quinto Centenario, continuará buscando programas de este estilo para los próximos curso. Según la directora, la experiencia ha sido tan positiva, tanto para el centro como para los alumnos, que para dinamizar los cursos buscarán incorporarse a este tipo de programas que tan beneficiosos parecen ser para los alumnos. Todo un éxito innovador que refleja el esfuerzo del Colegio Quinto Centenario para enseñar a sus alumnos de un modo más amenos y efectivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here