Como en todas partes, el sector hostelero es uno de los más golpeados por la pandemia en Sanse. Aunque la comunidad de Madrid quiere flexibilizar las medidas a partir del viernes que viene, (ampliando el toque de queda a las doce de la noche, y en consecuencia el cierre de bares y restaurantes a las once), los hosteleros tratan de aguantar la situación que ahora mismo hay en toda la comunidad de Madrid. Reducción de personal, bajadas de salario, ERTES, y en el peor de los casos cierres de establecimientos hosteleros son las consecuencias directas que trae consigo el COVID.

«Lo que más está mermando ahora los ingresos es el adelanto de la hora de cierre» aseguran, «quitar las cenas, significa quitar uno de los pilares básicos de ingresos«, «no podemos vivir de servir cafés o cervezas».

Diario de Sanse ha hablado con Jorge Honrubia, director de la Asociación Comarcal de Empresarios de la Zona Norte de Madrid. Esta asociación trata de promover el desarrollo de las empresas en beneficio de toda la sociedad española, contribuyendo así al crecimiento económico y social de San Sebastián de los Reyes y la zona norte de la Comunidad de Madrid.

Jorge asegura que el comienzo del año ha sido en todo Madrid un mes negro para la hostelería, entre el temporal Filomena y los cierres perimetrales, que asegura influyen mucho a la hora de recibir clientes de otras zonas de la comunidad.

«La situación es crítica» pero sin embargo agradece la labor del Ayuntamiento de Sanse, pues asegura que está «mostrado flexibilidad y comprensión». Dice esto porque por ejemplo, van a rebajar el precio de las instalaciones de veladores en este 2021 respecto al precio que tenían en 2019. «En 2020 no hubo que pagarlo y fue de agradecer».

Para Jorge una ayuda eficaz sería perdonar la donación de créditos ICO a los hosteleros «son gente que lo ha dado todo por intentar salvar su negocio».  Las patronales de la hostelería en todo Madrid denuncian que no hay ayudas directas para uno de los sectores más castigados, y aunque aseguran que los créditos ICO han servido para una temporada, ya es ahora de buscar otros recursos».

Otro tema que Jorge ha querido poner en manifiesto es que considera que el el planteamiento de las restricciones siempre se hace pensando en limitar los servicios de hostelería, «se ha demostrado que los bares y restaurantes no son los principales foco de contagio«. «Los hosteleros son muy escrupulosos con las medidas de higiene», y no comprende porque en otros ámbitos no se es igual de estricto.

Desde ACENOMA, proponen digitalizar los servicios en la medida de lo posible, por eso están desarrollando proyectos como La Barra Digital, a través del cual ofrecen asesoramiento para dar con las pautas de la digitalización en cualquier tipo de bar o restaurante, además de proponer varias opciones a través de herramientas digitales para que los establecimientos puedan seguir funcionando pase lo que pase y así consigan más clientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here