El Ayuntamiento de Sanse ha hecho balance de la semana de del 25 al 31 de agosto, tradicionalmente de fiestas en el municipio, este año suspendidas por la pandemia del coronavirus. Desde la Delegación de Seguridad Ciudadana se estableció un operativo especial denominado como “No fiestas”, entre los días 27 y 31 de agosto, encaminado a reforzar el operativo de control y vigilancia en marcha desde el inicio de la crisis sanitaria. Y el resultado ha sido de menos de 50 denuncias por infracciones en esta última semana, apunta el consistorio.

La policía local de Sanse, durante el Estado de Alarma

De ellas, 20 han sido por no usar mascarillas en espacios abiertos y 5 expedientes por consumo de alcohol en vía pública. A pesar de este último dato negativo, el gobierno de Sanse valora «con total normalidad y sin incidentes» estos últimos siete días de mucha importancia para el municipio en circunstancias de normalidad.

El vicealcalde delegado de Festejos, Miguel Ángel Martín Perdiguero ha destacado que “se ha observado desde la Policía Local, Protección Civil y desde las distintas delegaciones del Ayuntamiento que en general la población, las peñas y los hosteleros han realizado un ejercicio de responsabilidad evitando, que en estos días que pudieran ser considerados como críticos, el comportamiento ha sido muy satisfactorio siguiendo las recomendaciones de evitar aglomeraciones y conductas incívicas”.

Hay que decir que los esfuerzos realizados en estas fechas, en las que se puso en marcha este operativo excepcional de modo preventivo, se establecieron para evitar y controlar las posibles concentraciones y reuniones multitudinarias en espacios públicos y el control del cumplimiento de las medidas derivadas de la alerta sanitaria en curso.

A su vez, dentro de este operativo especial han dado comienzo las labores de vigilancia y control de la unidad canina de la Policía Local que ha colaborado en la incoación de 14 denuncias por tenencia y consumo de estupefacientes en la unidad de vigilancia de parques y jardines. Esta unidad canina fue presentada en diciembre de 2019 con el objetivo de estar operativa antes de la finalización del presente año para reforzar las labores de los agentes en el control de estupefacientes.

 

Recordemos que los delitos por tráfico de drogas en Sanse han aumentado un 180% en el acumulado de enero a junio de 2020 respecto al mismo período de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

9 + seis =