El presente de las residencias en la Comunidad de Madrid está siendo objeto de debate en esta crisis del coronavirus, debido a las numerosas opiniones negativas por parte de familiares de residentes, residentes y trabajadores. Preguntas como «¿se podrían haber evitado fallecimientos?» está en boca de muchos. Sin embargo, hay quien apuesta por el futuro de este sector.

Una de las reivindicaciones históricas de Marea de Residencias

Es el caso de AMAPACI (Asociación de Mayores para la Participación Ciudadana), un colectivo local de San Sebastián de los Reyes que ha compartido las reivindicaciones de Marea de Residencias compuesta por trabajadoras, residentes y familiares de residentes. Piden a la Comunidad de Madrid «un nuevo modelo residencial, y la adopción urgente de medidas para mejorar la situación de las residencias«.

Entre otras cosas, en un comunicado, reclaman «que las inspecciones a las residencias sean de obligado cumplimiento y no a elección de la dirección de la residencia, quien se ampara para no cumplirlos en las características propias de cada residencias». Además, creen que hay una necesidad en que «se debe mejorar las actuales visitas de los familiares, para que los residentes puedan reconocer y escuchar sus voces, no a dos metros de distancia. Para ello se deben instalar en todas las residencias pantallas protectoras y que se utilicen guantes que permitan darse la mano»

También ponen el foco en denunciar «el gran deterioro cognitivo y físico que están sufriendo las personas residentes y reclaman que no permanezcan por más tiempo confinados entre 4 paredes y que sea evaluado su estado por un equipo de profesionales independientes«.

A su vez, creen que hace falta más información y equipos de protección. «Muchas residencias están denegando a los familiares los informes médicos de sus familiares. La información y comunicación hacia los familiares está siendo muy escasa o nula, haciendo que los familiares no sepan lo que está pasando dentro ya que no se informa del estado de salud general de los residentes»,afirman.

Añaden que «la existencia de un stock de EPIS, empapadores, gel hidroalcohólico, etc. para  solo 14 días es muy insuficiente y reclaman se amplíe, dotando de mascarillas diariamente también a los residentes», concluyen.

 

El pasado lunes, Marea de Residencias se reunía con el Consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, para mejorar la situación. En dicha reunión el consejero manifestó su intención de reunirse con los cuatro grupos que él considera deben ser partes activas para mejorar la situación en las residencias: Patronal, Familiares, Sindicatos y Partidos Políticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

seis − seis =