¡Test de coronavirus gratis para todos los vecinos de Sanse y Alcobendas! Ambos consistorios lanzaban «a bombo y platillo» el pasado 29 de mayo una noticia. Habían solicitado, con una carta, de manera conjunta a la Comunidad de Madrid la realización de un estudio epidemiológico Covid-19 para ambas poblaciones en el Hospital Infanta Sofía. Evidentemente, los medios de comunicación nos hicimos eco de un hecho trascendente. Y los vecinos comenzaron a ilusionarse con lo que, para muchos, debería ser una obligación. Conocer si estamos infectados o no de coronavirus.

Sin embargo, con el paso de los días, varios usuarios no pararon de preguntarnos a Diario de Sanse, «¿qué sabéis de los test?, ¿cuándo se hacen?. ¿Voy ya al hospital?…» Ante eso el pasado miércoles nos pusimos en contacto con la consejería de sanidad de la Comunidad de Madrid (al igual que hicieron otras publicaciones como Periodista Digital) que nos confirmaba algo revelador. «Sanse y Alcobendas solo nos han enviado una carta, que no tiene validez determinante para este asunto, y no la información necesaria publicada en el BOCM (Boletin Oficial de la Comunidad de Madrid) para que Salud Pública pueda autorizar o no el estudio».

Los Alcaldes y vicealcaldes de Sanse y Alcobendas, firmando la carta que enviaron a la Comunidad de Madrid el pasado 29 de mayo

Entonces ¿Están mintiendo los Ayuntamientos de Sanse y Alcobendas a sus vecinos? Todo parece indicar que más que la mentira, se está imponiendo una batalla ideológica. PSOE y Ciudadanos VS PP. Por un lado, el Ayuntamiento de nuestra localidad nos comentaba que «entendemos que la Comunidad de Madrid debe contestar primero a la carta para enviar posteriormente la documentación necesaria». Por otro, el organismo regional se acoge a que «cualquier ayuntamiento debe enviar la documentación legal para autorizar el estudio. Como solo ha hecho Torrrejón de Ardoz. Sanse y Alcobendas solo han enviado la carta».

Una diferencia de criterio que esconde algo peor. Echarle la culpa al partido político rival para justificar que no se está pudiendo hacer el estudio. Lo mismo de siempre en política. Esta vez con la salud de por medio.

A ello hay que añadir, que tal y como publicaba soy-de.com, el Ayuntamiento de Sanse cree que debe ser el Hospital Infanta Sofía el que envíe esa documentación necesaria a la Comunidad de Madrid. Desde el hospital, aseguran que esa competencia recae en la administración local. Y es que «entre unos y otros, la casa sin barrer», como diría el dicho popular.

Lo peor de todo es que en el caso de nuestro pueblo ya llueve sobre mojado. Tanto Narciso Romero como Perdiguero, llevan comentando en público que se aprobarán unos presupuestos 2020 desde finales del año pasado. Y todavía ni se han presentado en pleno extraordinario. Y luego están las ayudas anticrisis para los sanseros de más de 6,8 millones de euros prometidas, de las cuales solo se han dado el OK a 2,8 millones el pasado 12 de junio. Consecuencia: nadie ha recibido todavía ni un solo euro necesario en estos tiempos.

Más allá de los hechos, la credibilidad en política, como en la vida, es un factor fundamental que da confianza a la ciudadanía. Y más en un gremio tan desprestigiado por méritos propios. Si esto no lo tenemos claro, pasará como en la fábula atribuida a Esopo de Pedro y el lobo:

-¡Socorro! -gritaba el pastorcillo- ¡Que viene el lobo y devora las ovejas!

Los buenos vecinos siempre se encontraban al pastorcillo riéndose a carcajada limpia por la broma que les había gastado

Pero… un día de invierno, a la caída de la tarde, mientras el muchacho reunía las ovejas para regresar con ellas a casa, un lobo de verdad se acercó acechando al rebaño.

Fábula de Pedro y el Lobo. (Foto: chiquipedia)

El pastorcillo se quedó aterrado. El lobo parecía enorme a la luz del crepúsculo y el chico sólo tenía su cayado para defenderse. Corrió hasta el risco y gritó:

-¡Socorro! ¡Que viene el lobo y devora las ovejas!

Pero nadie en el pueblo salió para ayudar al muchacho, porque nadie cree a un mentiroso, aunque alguna vez diga la verdad.

-Nos ha gastado la misma broma demasiadas veces -dijeron todos- Si hay un lobo esta vez, tendrá que comerse al muchacho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here