El Ayuntamiento de Sanse ha decidido compensar, en cierta medida, a los «Superabonados» del Polideportivo Dehesa Boyal y del Viña Fitness. Y es que tendrán un descuento en la cuota mensual de 50% en junio y 25 % en julio y agosto. Todo ello, tras reanudarse este lunes 8 de junio las actividades de ambos centros deportivos, con restricciones por el Estado de alarma en fase 2. Además es una consecuencia de haber cobrado el mes de marzo entero a los «Superabonados» (pese a entrar el estado de alarma el 15 de marzo) y la no posibilidad de devolver ese dinero.

«El Gobierno Municipal, como medida compensatoria a las restricciones en los accesos, a los cambios de condiciones de uso y a los perjuicios ocasionados durante el mes de marzo, con el cierre forzoso de las instalaciones, ha autorizado descuentos y condiciones beneficiosas de pago para los superabonados que empezarán a pagarse a partir del 12 de junio», asegura en una nota de prensa.

También se ha instado a las empresas concesionarias de los servicios a ofrecer compensaciones a los cursillistas que se vieron perjudicados durante el cierre de las instalaciones en la segunda quincena de marzo.

 

La modificación y adaptación de normas establecidas en el Reglamento de Usuarios cumplen con los requisitos de adecuación y de necesidad, y se ajustan a la proporcionalidad para los meses de junio, julio y agosto, previendo los sucesivos pases a la fase 3 y “vuelta a la normalidad”.

1 COMENTARIO

  1. Es vergonzoso que los polideportivos de este municipio tengan unos precios tan elevados y ni siquiera han quitado el coste de otra cuota por la matrícula cuando por el tema de la pandemia, ya no la cobran ni siquiera en la mayoría de centros privados. Los precios de 26 a 59 años son los más altos de toda la comunidad de Madrid.

    Por otro lado en los polideportivos municipales de muchísimos municipios de a madrid tienen la opción de adquirir clases sueltas a un precio prudente. En San Sebastián de los Reyes el ayuntamiento y sus empresas colaboradoras deben de pensar que todos vivimos en las urbanizaciones de los ricos que tenemos alrededor. Es una pena y vocal que está cayendo. Una vecina indignada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diez − ocho =