El sindicato de enfermeros, SATSE Madrid, ha vuelto a dar su opinión sobre el cambio de fase en la región. Al igual que hacía hace 15 días al pasar de fase 0 a fase 1, esta vez ha mostrado su visión negativa para pasar de fase 1 a fase 2 en la Comunidad de Madrid. «Nada ha cambiado. Hace 15 días denunciábamos que la situación sanitaria aconsejaba implementar muchas mejoras para poder pasar de la Fase 0 a la 1. En estos 15 días, no se ha hecho nada», aseguran

Además explican que «a día de hoy, una treintena de dispositivos asistenciales de Primaria siguen cerrados, las consultas presenciales siguen siendo escasas ya que los centros de salud siguen sin desarrollar una asistencia normalizada, las contrataciones prometidas no se han realizado y de los famosos ‘rastreadores’ nadie sabe nada».

A su vez, también piden más personal sanitario. «Sobre los anunciados refuerzos de Primaria, se pasó de 400 posibles contrataciones de enfermeras y enfermeros a que serían 280. La realidad es que no se ha contratado a nadie para reforzar los centros de salud ya que lo que se ha hecho es renovar contratos u ofrecérselos a profesionales que estaban trabajando en este ámbito asistencial, muchos de los cuáles los han rechazado ya que las enfermeras prefieren aceptar contratos de más larga duración en provincias limítrofes a Madrid», señalan.

Desde la Comunidad de Madrid, por su parte se aseguraba a los medios este pasado lunes que «en la documentación entregada al Gobierno han resaltado las «mejoras asistenciales» durante la crisis sanitaria del coronavirus en la Comunidad de Madrid, así como los «refuerzos de profesionales» y la «consolidación del sistema de detección de casos«.

Respecto al refuerzo de profesionales, desde la Consejería de Sanidad, se remiten a los contratos de los 10.100 sanitarios incorporados durante la pandemia del coronavirus, que se van «prorrogando a medida que van finalizando».

De estos 10.100 contratos, 258 estaban destinados a reforzar la atención primaria y se mantienen. A estos se suman 308 contratos de sustituciones por incapacidad temporal, más otros 270 residentes a los que se les ha ofrecido su incorporación a partir del 1 de junio, lo que da un total de 836 profesionales.

En definitiva, dos visiones distintas del presente y futuro de la sanidad madrileña.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 × 1 =