Este jueves 30 de abril en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Sanse comparece por primera vez, desde que se decretara el Estado de Alarma, el Gobierno Municipal ante los partidos políticos de la oposición. Sin embargo, lo hará a puerta cerrada (lógico ante la pandemia), sin la posibilidad de acceso a los medios de comunicación (lo entendemos), pero sin la retransmisión en directo de Canal Norte en su web. Algo inaceptable. Así, ¿cómo se van a informar los vecinos de lo que suceda allí adentro? Es la comparecencia de la vergüenza.

Hay que recordar que los partidos de la oposición van a preguntar por cuestiones importantes como cuando llegarán las mascarillas prometidas por el Vicealcalde, a que proyectos sociales van a ir destinados los más de 230.000 euros que el Gobierno de la Nación ha dado al municipio o la situación actual de las residencias de mayores de Sanse. Cuestiones que los habitantes de este municipio deberían saber de primera mano.

Pleno Municipal de febrero, último celebrado en Sanse

Luego está el derecho de acceso a la información. Se define como «el derecho de una persona de buscar y recibir información en poder del gobierno y/o de las administraciones públicas, reconociendo esto como un derecho fundamental para el desarrollo pleno de una sociedad democrática. Es también un mecanismo que garantiza la rendición de cuentas del Estado«.

¿Lo de este jueves sigue esta línea? Teniendo en cuenta que el Ayuntamiento de Sanse sacó un 54,17 sobre 100 en un informe sobre transparencia de la Universidad Autónoma de Barcelona, al que tuvimos acceso el pasado 17 de abril, entendemos que esto no mejora la nota de aprobado raspado.

Tampoco vamos a personalizar en el perjuicio a la hora de informar que se ha hecho a este medio. No es la primera ni será la última circunstancia de este tipo. Recordemos que el Alcalde y el Vicealcalde son los únicos máximos representantes de los partidos políticos de Sanse que no se han prestado a que Diario de Sanse les haga una entrevista. Además, las redes sociales municipales (gestionadas por el consistorio) tampoco suelen retwittear o les dan a «me gusta» a nuestros contenidos, como sí hacen con otros de medios fuera de Sanse. No nos sorprenda nada ya.

¿Qué se puede hacer ante esta situación anómala? Por lo menos, contar este hecho para que los lectores se enteren de que este jueves conocerán lo que suceda en el Salón de Plenos no por boca de los medios de comunicación, sino de los partidos politicos, con el obvio interés que tendrá cada uno de «ponerse medallas».

 

Diario de Sanse, por su parte, seguirá informando y haciendo las preguntas que hay que hacer a unos servidores públicos que cobran (y no barato) del dinero de los ciudadanos. Con rigor, independencia y velando por el derecho a la información de los vecinos. La comparecencia de la vergüenza nos da más fuerza para continuar con nuestro trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

uno × 2 =