La crisis del coronavirus está destapando muchas caras en nuestro país que desde Diario de Sanse venimos contando diariamente. Por un lado, las muestras de solidaridad de diferentes colectivos se reproducen cada día. Donación de camas, material sanitario, cesión de pisos… Sin embargo, hay otra cara más negativa. El como se está gestionando todo esto y las consecuencias para la ciudadanía. Y en cuanto a nuestro municipio se refiere tiene un interés evidente: la torre 4 del Hospital Infanta Sofía que continúa cerrada 12 años después de la inauguración del centro sanitario.

Sanitarios, a la salida de un Hospital madrileño

En los últimos días hemos asistido por redes sociales a varios tuits donde se contesta a una información de La Sexta en la que asegura que «La Comunidad de Madrid mantiene cerrada una UCI totalmente equipada en nuestro hospital». Sin embargo, el PP de Sanse, junto a Isabel Díaz Ayuso, replicaba que «no está equipada y su utilidad está a la espera de uso». Una polémica estéril que tapa algo más grave. Una torre cerrada. Eso es incuestionable.

¿No ha habido tiempo ni dinero desde que se inauguró el hospital en 2008 de acondicionar la torre 4? Diferentes Plataformas, como la de Sanidad Pública Zona Norte, llevan pidiendo su apertura desde hace años sin éxito de escucha por parte de, en este caso, el PP de la Comunidad de Madrid. ¿No es prioritario invertir en ampliar un hospital que cubre una parte muy importante de la zona norte de Madrid? Se supone que ahora ya han empezado las obras, dice la formación conservadora ¿precisamente ahora?, como diría el cantante David de María. Es una situación inaceptable de todo punto.

El PP se defiende con datos. «El presupuesto de sanidad en la Comunidad de Madrid se ha incrementado en 984 millones de euros en los últimos 8 años». Debe ser que la torre 4 no ha sido una prioridad, aunque la consejería de sanidad autonómica afirmó en noviembre de 2019 que «su apertura llegará más pronto que tarde», pero no dijo cuando.

Ha tenido que llegar la crisis del coronavirus para que se amplíe la gravedad de que una de las cuatro torres construidas en el Infanta Sofía esté cerrada. Ahora vendrán los de «no es el momento de críticas periodísticas. Hay que ser leal».

Desde Diario de Sanse estamos en desacuerdo con eso. Deberían mostrar lealtad los políticos entre sí, pero los medios de comunicación tenemos (o deberíamos tener) un compromiso con la sociedad: controlar al poder, independientemente de la ideología que tenga. Eso sí es ser leal y honesto con nuestros lectores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − dos =