El huracán llamado Coronavirus, hizo estragos en la mayoría de los rubros. El incremento que hubo las primeras semanas en los lugares de ocio como estancos fue descomunal, los habitantes de Sanse compraban por cartones.

Estuvimos hablando con varios Estancos de Sanse y nos afirman que “Ha bajado mucho el tránsito, pero hace una semana habían filas de hasta 2 horas. Actualmente lo comparo con un día normal”, así nos cuenta Karina empleada del estanco Dehesa Vieja.

También, Antonio del estanco La Viña nos cuenta «Se mantiene estable la venta, obviamente que si la comparó con la de la semana pasada es menor el nivel de venta. Compran más cantidad de tabaco en menos visitas».

Empresas como Philp Morris coloca a disposición y de manera gratuita pantallas protectoras para el mostrador así como adhesivos de separación para suelo. «Esperamos que estos elementos de seguridad sean de ayuda para protegeros tanto a vosotros como a vuestros clientes«.

En conclusión, los habitantes de Sanse no dejan de comprar tabaco a pesar de la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here