El próximo 10 de octubre se celebra el Día Europeo de la Dislexia. Por este motivo, Juan Torres García, portavoz de Izquierda Independiente, ha solicitado que al igual que se hace en otras ciudades, se ilumine la Casa Consistorial de Sanse de color rojo, para visibilizar el apoyo a este colectivo.

La dislexia es un trastorno neurológico relacionado con el aprendizaje de la lectoescritura que afecta al 5-10% de la población. Este trastorno da la cara en el ámbito escolar aunque los niños y niñas con dislexia continúan teniendo dificultades en los siguientes años para repetir frases, aprender canciones o comprender conceptos opuestos, como derecha-izquierda.

Estos menores tardan más tiempo en comprender los textos y es más fácil que cometan errores relacionados con la escritura, alterando el orden de las letras de una palabra. Esta realidad hace que sientan que no son capaces de hacer lo que los demás hacen con normalidad y mayor rapidez, lo que está muy relacionado con el fracaso escolar.

En un comunicado, Juan Torres añadía lo siguiente:

«Somos conscientes de la dificultad que presentan algunos menores con dislexia para adquirir las destrezas lectoras y alcanzar con normalidad los aprendizajes relacionados con la escritura, por eso hemos solicitado al gobierno de Sanse que muestren su apoyo. Es fundamental involucrar a la comunidad educativa para que, desde un mayor conocimiento de este trastorno, se pueda orientar y ayudar a las personas que los sufren y sus familias»,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − 6 =